Escala en Paris y esperando el vuelo que me llevará a Bilbao

Tras diez horas de avión ya estoy en París. A las 10:15 de la mañana cogeré el vuelo que me llevará hasta Bilbao y de ahí al hogar dulce hogar de Bermeo. ¡Cuánto tiempo!

Hoy, si la climatología lo permite me gustaría dar un paseo por el puerto con todo mi repertorio de canciones, esas que he escuchado durante las mañanas de concentración. Jan Derks (a mi derecha) y yo nos separamos aquí, el continúa rumbo a Bulgaria y el goalkeeper coach lo hará hacia Euskadi.

Los del sector crítico camisero: Vamos a ver con que salís ahora, os tirareis a lo fácil, que si la he sacado de un mantel y tal y cual. Don´t worry, be happy! Por cierto, ¡Egun on!

Comments are closed.