Y la vida continúa, día va, día viene. Aunque los dos primeros días se hizo duro, ya me siento de nuevo en “casa”. Tardes cómo la del domingo en el partido que nos enfrento contra el Vargas, en
aquella zona tan humilde y con sus gentes, me hacen recordar la maravillosa oportunidad que tengo de disfrutar de esta aventura. En cuanto a lo deportivo, “empujando” un poco más a los “Keepers” y disfrutando de nuevo con ellos. ¡Cómo tiene que ser!

Foto: Con Scapi, en las instalaciones del club tras finalizar el entrenamiento, con su nueva “chupa” para “entretiempo” cómo bien decía  mi amigo el “Marqués”. Al final a éstos, los acabo vistiendo.

Comments are closed.