Tras finalizar la sesión de entrenamiento, que por cierto ha sido de 45 minutos de trabajo específico con los porteros, ya estamos de nuevo en nuestro hotel de concentración habitual de Pretoria, nuestro querido Southern Sun.
Tres días más de hotel ¿Lo positivo? Que mientras estoy aquí no me gasto un duro. Habrá que consolarse con algo, digo yo.

Foto: Una de las tareas de hoy, la he titulado “Dime que me quieres”, hemos realizado dos más, “Siempre seré tuyo” y “Si tu me dices ven, lo dejo todo”. Es curioso oir a tus porteros preguntarte ¿Cuál es el primer ejercicio coach, “Dime que me quieres” o “Si tu me dices ven lo dejo todo”? Y yo les contesto, no el primero es “Siempre seré tuyo”. Cómo dice mi padre, con cariño y amor, las cosas siempre salen mejor  ¡Aita, no voy a ser yo quien te quite la razón!

Comments are closed.