Vuelta al hotel tras finalizar la sesión de entrenamiento

Ya estamos de nuevo en el hotel de concentración tras finalizar la sesión de entrenamiento. Hemos dividido la plantilla en dos grupos. Mientras los jugadores menos habituales han entrenado por la mañana con el equipo reserva, el equipo que mañana participaraá en el partido de copa lo ha hecho por la tarde.

He disfrutado de 30 minutos con los porteros, calentamiento con fútbol tenis, 4 o 5 taréas cortas de activación y estrategia con el equipo. Hay días como el de hoy que tengo que “frenar” a los porteros. Estamos acostumbrados a entrenar a un ritmo muy alto y entre tarea y tarea les tengo que dar la espalda, caminar un poco y volver. Si no lo hago se quedan observándome para comenzar rápidamente el siguiente ejercicio.

Como podéis comprobar muchas veces varío la sesión de entrenamiento del día previo al partido. Me guío mucho por las sensaciones y del trabajo que han ido realizando durante la semana. Valoro también si jugamos en casa o a domicilio, si ha habido viaje previo o no, cuales han sido las características del viaje (avión, autobús) y cual es el escenario en el cual entrenamos. Hago mi lectura con toda la situación y me decido por un tipo de tareas u otras.

¡Es lo que más me gusta de este trabajo! Adaptarme al medio y buscar las mejores sensaciones para mis porteros el día previo al partido.

Foto: Con Lebo, una de las responsables del departamento de recursos humanos del club, antes de comenzar la sesión de entrenamiento.  Mejor llevarse bien que es la responsable de que mi salario llegue a mi cuenta. Además de por vocación trabajamos por dinero, aunque ya sabemos que en esta vida ¡No lo es todo!

 

Comments are closed.