Nos ha llevado algo más de tres horas realizar las pruebas físicas pero todo ha transcurrido con total normalidad. Tras realizar las pruebas de salto y de velocidad he preferido retirar a los porteros del “Course Navette” y realizar un trabajo de fuerza explosiva en su lugar.

Con Wayne Sandilands lesionado no quiero correr riesgos por las secuelas que pueda dejar en la musculatura de sus piernas un trabajo de resistencia al que no estan habituados. Normalmente me gusta que lo hagan junto con el resto del equipo, para que “sufran” como sus compañeros, además de que es un trabajo aeróbico que de vez en cuando viene bien.

La fuerza explosiva de hoy la he realizado de forma analítica, nada de guantes ni balón. Llevaban ya más de una hora y media en el campo y he preferido “ir al grano”. Mañana día libre y próxima sesión de entrenamiento el lunes a las 15:00 horas. ¡Como se agradecen los días de descanso a estas alturas de la temporada!

Foto: Tras la finalización de las pruebas físicas, con unas niñas procedentes de un colegio que querían saludar a los jugadores del equipo que reza con el eslogan de “El cielo es el límite”.

Comments are closed.