Las aventuras de Denis Onyango con la selección de Uganda

La ciudad de Johannesburgo, del blanco al negro o viceversa
domingo 16 octubre, 2011
Las secuelas de un país inmerso en un pasado complicado
miércoles 11 abril, 2012

Las aventuras de Denis Onyango con la selección de Uganda

Cada de vez que Denis Onyango, uno de nuestros porteros e internacional por Uganda, acude a disputar un encuentro con su país, sólo tengo la certeza del día en el que partirá de viaje pero no tengo ni la más absoluta idea de cuando y en que condiciones volverá. Lo que os voy a explicar a continuación es el increible itineario que Denis tuvo que sufrir para enfrentarse en un partido amistoso frente a la selección de el Congo, el pasado martes 28 de febrero.

Salió el sábado 25 de febrero, cogiendo un vuelo que le llevaría hasta Uganda en un trayecto de 4 horas. Tras pasar la noche en Uganda, al día siguiente voló hasta Ruanda en un vuelo de 45 minutos de duración. Una vez allí, escala de una hora y rumbo a Etiopía ¿duración del vuelo? Otras 3 horas. Parada de 2 horas en Etiopia y de alli directo al Congo tras otras 4 horas de avión.

Lo curioso de todo esto es que todos los trayectos los realizó con el mismo avión, cómo si fuera una especie de “autobús de línea” en el cual la gente iba montando y desmontando. Una vez llegado a el Congo la cosa no terminó ahí puesto que tras volver a hacer otra escala de algo más de hora y media tuvo que coger otro avión para llegar a la ciudad en la cual se disputaba el partido. Logró llegar al lugar de la cita el lunes día 27 a las 17:00 horas. ¿En total? Dos días y tres horas de trayecto.

Pero la aventura no termina aquí, al día siguiente martes 28 de febrero, no pudo ni si quiera realizar el calentamiento previo para el partido que les enfrentaba a la selección , hasta el inicio de éste, hubo grandes incidentes en el estadio debido a que el público asistente duplicaba el aforo y ante la insistencia de estos por entrar en las instalaciones, la policía se vió obligada a cargar contra la multitud empleando gases lacrimógenos.

Una vez logrado solucionar el problema, que acabo con un estadio con las puertas abiertas y con el público extra situado a pie de campo y bordeando el rectángulo de juego, el partido dío comienzo a la hora señalada. ¡Sin calentamiento previo! En la primera acción del partido, Denis sufrió una pequeña contractura que le obligo a pedir el cambio. No supo realmente cual era el alcance de su lesión hasta que llego a Sudáfrica pues la selección de su país, Uganda, viaja siempre sin médico.

Tras terminar el partido, pasó la noche en Uganda y a la mañana siguiente inició el trayecto de vuelta hacia Johannesburgo.  Salió el jueves 1 de marzo a las 08:00 de la mañana y llegó a Joburg el viernes día 2 a eso de las 11:00 de la mañana.

¿Qué es lo que Denis sacó de todo esto? Ademas de la lesión, la oportunidad de defender de nuevo la camiseta de su país y los 150 euros (al cambio) con los cuales la federación le agradeció sus 6 días de servicio. Estas son las aventuras de Denis Onyango, uno de los porteros más humilde y amable, de entre todos los que durante mi carrera he entrenado.

Johannesburgo, Domingo 1 de abril de 2012 (Sudáfrica)

Comments are closed.