Nuestra última sesión en Chloorkop antes de la gran final de la Telkom

Hoy hemos realizado nuestra última sesión de entrenamiento en nuestra Ciudad Deportiva de Chloorkop antes de la final de la Telkom Knockout Cup que nos enfrentará pasado mañana al Bloemfontein Celtic. Mañana  por la mañana partiremos para la ciudad de Durban y realizaremos nuestra última sesión preparatoria en el escenario del partido, el Moses Mabhida Stadium.
Viajaremos con la totalidad de la plantilla para que todos los jugadores puedan disfrutar de lo que será uno de los partidos más importantes que he tenido la oportunidad de disputar en mi vida. Sesión de entrenamiento finalizada con total normalidad en la cual he dispuesto de aproximadamente 20 minutos con mi particular “Ejército de las Tinieblas”. Denis Onyango continúa con sus molestias así que una vez terminado el trabajo específico no ha participado en las tareas integradas con el equipo.
En breves, tras la ducha, vuelta al hogar dulce hogar de Melrose Arch. Almuerzo en mi apartamento estudio, sesión de “chapa y pintura” y ¿la cena? En alguno de los restaurantes del barrio. Como podéis ver ya tengo el día más que programado. Como decía “Hannibal” en aquella famosa serie de televisión titulada “El Equipo A”: “Me encanta que los planes salgan bien”.
La frase del día de hoy: “Lo que no se empieza hoy, nunca se termina mañana” (Johann Volfgang Van Goethe, poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán). Desde nuestras instalaciones de Chloorkop como siempre con amor mucho amor, el señor “Sweetman”.
Foto: Mary, una de las camareras del Grand Central, el restaurante de Melrose Arch donde suelo almorzar a menudo. Tiene 30 años de edad y es natural de Zimbabwe. Lleva algo más de 8 años en Sudáfrica y cerca de 2 trabajando como camarera en el Gran Central. Soltera, sin pareja y tiene dos hijos sudafricanos. Un niño llamado Raimons de cinco años y una niña de uno que se llama Kimberly. Detrás de cada persona, hay siempre una historia.