Cesc Fábregas sigue manifestando su amor por Mamelodi Sundowns

El jugador del Barcelona Cesc Fábregas sigue guiñando el ojo al equipo que reza con el eslogan de “El Cielo es el Límite” y manifestando su amor por Sundowns allá por donde quiera que pasa. Las imégenes corresponden a su celebración tras marcar uno de los goles en su último partido amistoso con España frente a la selección de Uruguay.
Cuanto antes firme el contrato mejor, lo tengo ya medio atado. De paso, que se traiga también un poquito de “tiqui taca”, más que nada para que no le falte de nada y se encuentre como en casa.
Dando por finalizado el día en la alfombra de mi hogar dulce hogar de Melrose Arch. Sesión de entrenamiento en la cual he dispuesto la totalidad de su duración con mi particular “Ejército de las Tinieblas” que ha estado formado por Wayne Sandilands y Thela Ngobeni. 45 minutos de desplazamientos y blocajes y desvíos con caídas. Hacía falta una sesión de “suelo” y la han tenido.
A pesar de que el equipo ha entrenado por espacio de una hora y media, yo no he querido alargarlo más. Tras esos 45 minutos conmigo, les he dejado 15 minutos “libres” para que disfrutaran un poco voleando. Tras eso, ellos a la ducha, aunque yo todavía me he quedado en el campo para dar comienzo al plan específico con objeto de ultimar la vuelta de Denis Onyango.
Desplazamientos y blocajes con caídas también para él, observando atentamente como va la evolución de su rodilla, sobre todo en cuanto a estabilidad. Tras 45 minutos con el readaptador ha trabajo por espacio de 20 minutos conmigo.
Bueno, 20 minutos no, han sido 30, porque los últimos 10 los hemos empleado en realizar una carrera continua de esa duración a un ritmo más o menos alto, con el objeto de ir ganando esa capacidad aeróbica que le hará falta para cuando se incorpore al “Ejército”. Me gusta hacerlo así con los lesionados.
¿Mañana? Doble sesión. Vamos a ver como van esas piernas primero y luego ajusto los contenidos aunque no apretaré demasiado, porque el jueves quiero volver a realizar otra sesión de fuerza, esta vez entera. No obstante, primero quiero ver como van asimilando el trabajo. No me preocupa no seguir el plan marcado. Estoy muy contento con las sesiones de ayer y de hoy y no me obsesiona la sesión de fuerza, aunque sea necesaria. Quizás meta “media” en lugar de una sesión “entera”.
¡Como me gusta esta parte de mi trabajo! Me refiero a la de ajustar los contenidos y las cargas, observar sensaciones, valorar y finalmente decidir. Hoy sin ir más lejos he decidido vaciar un poco el bidón de la carga pues al preguntarles esta mañana como llevaban el cuerpo tras la sesión de ayer me han contestado “Algo cansados”. Y por experiencia se que cuando Wayne me dice eso, es que realmente la sesión le ha dejado secuelas porque es de esos porteros de ¡Dale, dale, dale!
La frase de la noche de hoy: “Hay que simpatizar siempre con la alegría de la vida, cuanto menos se hable de las llagas de la vida, mejor” (Oscar Wilde). Desde la ciudad de Johannesburgo como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns. ¡Muy buenas noches a todos!