Una inolvidable tarde de fútbol en la ciudad de Kitwe en Zambia

Los objetivos cumplidos, jugar con el corazón y mi vuelta a casa
Domingo 22 Diciembre, 2013
Entrevista en Desmarque Bizkaia con motivo de mi vuelta por Navidad
Viernes 7 Marzo, 2014

Una inolvidable tarde de fútbol en la ciudad de Kitwe en Zambia

Sucedió durante la tarde del jueves 16 de enero de 2014 hace apenas una semana, durante nuestro stage de concentración de pretemporada en Zambia. Una tarde en la que disputábamos nuestro tercer partido amistoso de preparación frente al Nkana Red Devils, el vigente campeón de liga de Zambia.
Nada más volver del partido, en nuestro hotel de concentración, publiqué este artículo en la web con la promesa de editar y publicar también un vídeo resumen de todo lo que viví aquella tarde. Y como lo prometido es deuda, aquí os dejo aquel artículo junto con el vídeo prometido.

Una tarde inolvidable y una de las razones por las cuales me siento realmente agradecido por la oportunidad de vivir  y disfrutar de todo este tipo de emociones en un continente tan desconocido. Lo contaba así aquel día:

Durante la tarde de hoy jueves 16 de enero Sundowns volvió a la senda de la victoria tras doblegar al Nkana Red Devils, el vigente campeón de la Premier Soccer League de Zambia. Espectacular el esfuerzo de muchos de nuestros jugadores que han tenido que disputar 180 minutos de juego en apenas 48 horas.

Y lo que es el fútbol, si durante nuestros 2 primeros partidos amistosos perdimos atacando hoy, defendiendo, hemos ganado. Espectacular el ambiente que se respiraba en un humilde estadio que apenas tenía capacidad para 5.000 espectadores, todos ellos ubicados en las gradas supletorias que rodeaban el terreno de juego. Cada vez tengo un mayor respecto por el fútbol africano.

Hoy, de nuevo, me han regalado una gran tarde de “soccer” para el recuerdo. Una de las más maravillosas que he vivido desde mí llegada al continente africano, especial y diferente de aquella de mi debut en partido oficial en Sudáfrica enfrentándome en el Soccer City, el estadio donde España ganó el Mundial 2010, al Kaizer Chiefs en la semifinales de la “Charity Cup”. Nada menos que 80.000 espectadores había aquel día presenciando el encuentro.

El partido de hoy ha dado comienzo con retraso, un retraso muy “africano”. Primero por que el rival ha llegado al campo a la hora a la cual se tenía que haber comenzado el partido y segundo porque, tras el calentamiento, ha caído una gran tormenta y hemos decidido retrasar un poco más el inicio hasta que ésta amainara.

Gran afluencia de un público entregado con el equipo local, al cual, nos ha costado doblegar debido al cansancio acumulado tras el partido disputado ayer frente al Don Bosco. En la primera parte del partido la portería ha estado de nuevo defendida por Wayne Sandilands que ha estado a un gran nivel, tal y como acostumbra, realizando varias paradas de mérito cuando el equipo le ha necesitado.

En la segunda hemos dado entrada a nuestro tercer portero, el joven Thela Ngobeni, que volvía a los terrenos de juego tras cerca de 4 meses lesionado. ¡Como me alegro por él! Primero por su vuelta y segundo por las dos grandes paradas que ha hecho durante esa segunda mitad en la que ha participado.

La primera salvando un remate a bocajarro tras un pase atrás y la segunda tocando lo suficiente, desviando el balón al palo, tras estirarse muy muy largo en un disparo desde la frontal del área que todo el mundo veía dentro. Joder, que tarde de felicidad me han dado.

¡Y han sido los tres! Y digo los 3 porque 2 horas antes del comienzo del partido he acudido antes al estadio para entrenar con Kennedy Mweene en solitario. ¡Que sesenta minutos de “gloria” me ha regalado!

La verdad es que estos 3 no me los merezco. Madre del amor hermoso, que buena gente, que trabajadores y que implicados que son, además del respeto con el que tratan al goalkeeper coach de Sundowns. Quizás esto último también me lo haya ganado.

Por suerte, todo esto, lo que ha pasado hoy, tengo grabado. Desde la sesión de entrenamiento de Kennedy, pasando por el calentamiento del partido con Wayne, varias acciones de este último y de Thela, has nuestra salida del estadio entre todos esos entrañables aficionados.

Hoy he vuelto a vivir una tarde “Made in Africa”, con su humilde fútbol, sus humildes instalaciones y sus humildes aficionados. Y por cierto, ya tengo vídeo para la canción. Sin duda alguna será “All for love”, de Bryan Adams, Rod Stewart y Sting. Os dejo el enlace:  http://www.goear.com/listen/16fd335/all-for-love-bryan-admas-sting-and-rod-stewart 

Es que no puede ser de otra manera ¡Todo por amor! Creo que seré de los pocos entrenadores del mundo que antes de la sesión de entrenamiento motiva a sus porteros diciendo aquello de “Give Love” o “Give happiness”, haciendo mención a dos de las cosas más grandes de este mundo; el amor y la felicidad.

En estos momentos tengo tal sensación de paz interior que se mi ilumina el alma, y presiento que voy a tener un momento de “vída interior” de los que hacen época. ¿Qué es lo de “vida interior”? Venga, para los que andáis tarde, os dejo también el enlace:

http://www.jonpascua.com/es/noticias/para-todos-aquellos-seguis-aventura-teneis-vida-interior/892.htm

Hoy es uno de esos días en los cuales uno se siente muy afortunado, muy afortunado, porque desde los 37 años la vida me esta dando cada año la oportunidad de vivir tardes como la de hoy, que seguramente no podría vivir en la vida si estuviera trabajando en un fútbol más profesionalizado.

Y hoy también estoy agradecido, a la vida, por dotarme de la paciencia suficiente para esperar el momento adecuado para vivir esa otra cara del fútbol que me queda por vivir, la del fútbol profesionalizado de Europa, que seguro pondrá también en mi camino antes y después.

¿Hasta entonces? Disfrutar de lo que tengo. Y aún así, si nunca me llega ese momento podré decir que he disfrutado de este trabajo como nadie, en un continente y en un país con un fútbol poco profesionalizado, peculiar, y con mucho corazón y alma.

¿La frase para la tarde noche de hoy? “Más allá de la historia de las vidas sin gloria, sin honor ni sustento; guardaré del que escribe su mejor pensamiento; quiero amar a quien vive con las alas del alma desplegadas al viento” (Eladia Blazquez). Desde Kitwe (Zambia) como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.

Jon Pascua Ibarrola
Jueves 16 de enero de 2014, Kitwe (Zambia)

Vídeo: La maravillosa tarde de fútbol africano en el Arthur Davies Stadium de la ciudad de Kitwe. En el vídeo podréis ver mi llegada al humilde estadio junto con mi entrada a los vestuarios con Kennedy Mweene dos horas antes del comienzo del partido y un resumen de lo que fue aquella sesión de entrenamiento. El calentamiento previo al partido con Wayne Sandilands, varias acciones del partido que recogen las dos “paradas” de Thela Ngobeni y nuestra salida del estadio entre la multitud escoltados por la policía. Todo ello, con la canción también prometida; “All for love”. Un vídeo realmente espectacular que resume lo que fueron 5 horas de mi vida aquel día. ¿La frase para la mañana del día de hoy? Varias que ayer tuve la oportunidad de escuchar en la película “El Guerrero Pacífico”, ahí van: “Cada momento es único, no hay instantes vacios”, ¿Donde estas? Aquí ¿Qué ves? Este momento”, “La muerte no es lo triste, lo triste es no saber vivir” “El viaje aporta la felicidad, no el destino”.