La presión de trabajar disfrutando y de disfrutar cada día trabajando

Cuando la implicación, generosidad y el agradecimiento son compartidos
Sábado 29 Noviembre, 2014
Entrenar trabajando por y para los porteros, por Padres de 1 Portero
Viernes 6 Marzo, 2015

La presión de trabajar disfrutando y de disfrutar cada día trabajando

Tras la vuelta de las vacaciones de Navidad y debido a la disputa de la CAN 2015 durante los meses de enero y febrero, la comisión de la Premier Soccer League se ha visto obligada a detener el calendario liguero hasta la finalización del evento. Fechas que en estos momentos estamos aprovechando para realizar un segundo y breve stage de pretemporada, el segundo en lo que llevamos de campeonato.
Esta vez nuestro destino ha sido White River, una pequeña localidad situada al norte de Nelspruit en la provincia de Mpumalanga (Sudafrica). Un breve stage que se ha extendido por espacio de prácticamente una semana, concretamente desde el domingo 11 al 17 de enero pasados. Dobles sesiones, una por la mañana y otra por la tarde, junto con dos partidos amistosos, fueron el plan de trabajo desarrollado.
Todo en un entorno inigualable, lejos de toda civilización y ruido. Nada que ver con la locura y la vorágine que supone vivir en una ciudad como Johannesburgo. Durante 6 noches, tuve la oportunidad de dormir con el croar de las ranas y los cánticos de los grillos. Tiempo de stage que he aprovechado, tal y como hago siempre en este tipo de stages, para pasear, correr, tumbarme al sol, escuchar música, leer y gozar de grandes momentos de vida interior.
Y como no, tuve momentos como este, como los que aparecen en este vídeo, que son la auténtica esencia de lo que es para mi este trabajo. Deportistas como Wayne son los que hacen que los entrenadores nos sintamos tremendamente orgullosos y agradecidos. Por diferentes motivos Wayne Sandilands se incorporó tarde a la concentración, y tuve que diseñar una sesión con el único objetivo de traerlo de vuelta al método de trabajo al permanecer cerca de tres días parado.
Como con Dennis Onyango y Thela Ngobeni estaba ya trabajando bajo la planificación marcada (planificación que por otro lado me gusta llamarla patrón de conducta de introducción de contenidos y cargas), me decidí por diseñar una sesión bajo el sistema de rotación de tareas y de espacios, y hacerlo pasar por cada “posta” o tarea sin apenas descanso por espacio de algo más de media hora. Qué os puedo decir que no podáis observar en el vídeo ¡Fue un auténtico espectáculo! Incluso Jerry, el productor y manager del estudio que edita todos los vídeos para nuestro canal de televisión “The Sky is The Limit”, no pudo resistirse y cámara en mano aprovecho para capturar unas cuantas secuencias e imágenes.
Algo que por otro lado hace durante todas las pretemporadas, pues le encantan la velocidad y el dinamismo de nuestro trabajo específico y nunca pierde la oportunidad de inmortalizar unos cuantos momentos. Mejor dicho, gran cantidad de momentos.
Hay veces incluso, que tiene que apartarse rápidamente de en medio pues Wayne, entre serie y serie de cada tarea, acorta el espacio de recuperación y ni tan siquiera te da un respiro. Con el trabajo de esa manera, es él la persona encargada del “timing” de la sesión, yo tan solo lo voy llevando a través de las tareas. El tiempo que necesito para explicarle cual es la ejecución del ejercicio, y en su defecto las nueva variantes a cada nuevo paso por cada tarea, es el que transcurre cuando nos desplazamos entre espacio y espacio de trabajo.
Lo hacemos caminando, juntos, y yo le voy hablando. Ni si quiera necesito que me mire, pues el está a lo suyo, concentrado en el trabajo y recuperándose de la exigencia a la que el mismo se somete en cada tarea. Una exigencia, tal y como os he comentado, que se la marca el mismo. Yo no necesito apretarlo, el es la persona encargada de ello.
Durante la ejecución de cada serie, tan solo le doy “ordenes” directas y ánimos. Palabras cortas, dichas con firmeza, casi todas ellas de refuerzos positivos. Y algunas pocas, muy pocas, acerca de la ejecución de la tarea; como la de “stop”, término que utilizo cuando quiero hacer hincapié en su posición básica. Wayne Sandilands tiene la capacidad de hacer que cada sesión de entrenamiento sea intensa y apasionante.
Cada grabación con él es un auténtico regalo, y uno no sabe lo que realmente se va a encontrar hasta que descarga las imágenes en su ordenador y las visualiza tras la cena, en silencio, acostado. Es entonces cuando me doy cuenta de lo que disfruto de este trabajo. Por suerte, no siento esa presión de la cual todos hablan en el fútbol, y tengo claro que estoy en esto para disfrutarlo, siempre alejado de lo que es el éxito y el fracaso.
Trabajo para disfrutar y disfruto trabajando. Cuanto más disfruto, mejor y más trabajo. Y cuanto mejor y más trabajo más cerca estoy de ganar y más lejos del fracaso, que no es para mi otra cosa que no disfrutar trabajando. Dicen que se entrena como se vive, igual también algunos vivimos como entrenamos ¡Intensamente! ¿La frase del día de hoy? “Para entender el corazón y la mente de una persona, no te fijes en lo que hace, en lo que ha logrado, sino en lo que aspira a hacer” (Khalil Gibran).
Jon Pascua Ibarrola
Martes 3 de febrero de 2015, Johannesburgo (Sudáfrica)