La preparación física del portero de fútbol, entrevista en propiocepción.es

Entrenar trabajando por y para los porteros, por Padres de 1 Portero
Viernes 6 Marzo, 2015
Hoy entrevistamos a Jon Pascua, por Víctor Calle Marsella (1ª Parte)
Martes 28 Abril, 2015

La preparación física del portero de fútbol, entrevista en propiocepción.es

Jon Pascua es actualmente entrenador de porteros del Mamelodi Sundowns de Sudádrica. Pero antes fue portero profesional y preparador en otros equipos de la talla del Athletic Club de Bilbao. Sus conocimientos y experiencias los comparte a través de su propia página personal. Como seguidores de la misma entendimos rápidamente que su visión sobre la preparación física en general y sobre la propiocepción en particular podrían ser muy interesantes para nuestros usuarios, por lo que le propusimos realizarle la entrevista que os presentamos a continuación.
¿Nos puedes explicar en qué consiste tu trabajo como preparador de porteros? ¿Cuales son tus principales funciones? 
 
Pues las habituales, que englobarían el entrenamiento técnico táctico y la preparación física, además de la gestión del departamento tanto a nivel individual, dando un trato diferenciado a cada uno de los porteros, como a nivel colectivo o grupo. A esto añadiría también funciones como colaborador o asistente del entrenador principal, en cuanto a la relación portero – jugadores de campo. También ayudo a éstos de manera directa en este aspecto, con objeto de mejorar el juego colectivo, tanto ofensivo como defensivo, aportando mi grano de arena desde la perspectiva del portero.
A pesar de que como tu mismo reconoces “no soy preparador físico, ni tengo estudios sobre ello”, según leemos en tu blog eres el encargado de la preparación a todos los niveles de los porteros de tu club. ¿Realizas la planificación del trabajo físico en coordinación con el preparador físico del equipo o cómo os organizáis? 
 
La planificación la realizo yo personalmente, en base a mi experiencia y las ideas que he ido cogiendo de todos los preparadores físicos con los cuales he trabajado. Lo que he ido haciendo en todo este tiempo es ir creando mi propio modelo en base a esto, adaptándolo a lo que yo creo que son las necesidades de los porteros. No obstante, que yo sea la persona que realiza la planificación no quiere decir que no este abierto a nuevas ideas. Incluso a menudo, para que los porteros salgan de la rutina, hablo con los preparadores físicos para que estos trabajen con ellos de manera específica. Lo hago en momentos puntuales, más como recurso “psicológico” que como otra cosa.
Desde el mayor de los respetos, creo que se puede trabajar bien la preparación física sin ser licenciado en la materia, como se puede manejar también bien el aspecto psicológico sin ser psicólogo. Al final un entrenador de porteros debe dominar muchas de estas facetas del entrenamiento, y es difícil ser un estudioso y licenciado de todo. Mi formación en este aspecto es la experiencia, la reflexión, la lectura, y todas esas personas con las cuales he tenido la oportunidad de trabajar, que sin muchas veces ellos saberlo, me han ido enriqueciendo. Soy muy buen observador y un gran desarrollador de ideas.
En tu opinión, ¿qué importancia tiene la preparación física para un portero de fútbol? Afirmas que dentro de tu metodología “la coordinación, el equilibrio y la propiocepción son tareas secundarias, por lo que las voy introduciendo aleatoriamente en momentos en los cuales lo considero necesario”. ¿Por qué para ti la propiocepción es secundaria? 
 
Para mi la preparación física es fundamental en un portero de fútbol, como lo es también en un jugador de campo, aunque está claro que los requerimientos son diferentes. No es que considere que la coordinación, el equilibrio y la propiocepción sean secundarios. Es que son secundarios en mi modelo de trabajo porque tengo que trabajar otros aspectos que considero más importantes a nivel físico, técnico o táctico, y no tengo tiempo para todo.
Contenidos como la propiocepción y equilibrio mis porteros los trabajan a diario con el readaptador durante 20 minutos antes del comienzo de cada entrenamiento, con lo que estoy cubierto en este aspecto. Pero indudablemente para ser rápido y eficaz en los movimientos hay que estar también bien coordinado. Creo que en este aspecto mis tareas están bien integradas y recogen muchos de estos aspectos en un mismo ejercicio.
Las tareas de propiocepción me gusta introducirlas de vez en cuando, porque mi manera de trabajarlas en el campo es más “agresiva” que la del readaptador y la realizan en una superficie donde habitualmente van a trabajar, que es en el césped. Es darle un aire diferente al trabajo que vienen realizando dentro, en el gimnasio, e integrarlo en tareas que no me condicionen otros objetivos que tienen los ejercicios.
¿En qué momento de la temporada la introduces? 
 
Quizás le doy más importancia a este trabajo en las pretemporadas, o cuando vienen de varios días de descanso, para adaptar el cuerpo al trabajo de fuerza… No obstante la propiocepción es algo que introduzco en tareas durante todo el año, no hay una época específica para ello.
¿Dentro de cada sesión donde se ubica? 
 
Pues habitualmente en la parte inicial, que es la franja temporal que dispongo para trabajar con los porteros.
Tienes un post en tu blog muy interesante en el que hablas de que algunos profesionales del entrenamiento le dan demasiada importancia a contar con materiales de entrenamiento “de moda” como el BOSU. ¿A veces los profesionales del entrenamiento están más pendientes de seguir las últimas tendencias que de la propia esencia del entrenamiento? 
Escribí un artículo hace un tiempo en el cual bromeaba, mejor dicho ironizaba, sobre la utilización del BOSU en el entrenamiento específico del portero, comparándolo con la famosa cabra de los gitanos. No digo que innovar no sea importante, pero también lo es mantener la esencia del entrenamiento. Para mi la innovación debe ser hacia la esencia, hacia lo simple, hacia lo sencillo.
Personalmente no trabajo sujeto a corrientes, sino atendiendo a las necesidades y prioridades de los porteros a los cuales entreno. Mas que a los profesionales, me refería en general a los entrenadores de porteros. Da la sensación de que utilizar material alternativo específico durante el entrenamiento específico del portero da calidad a la sesión. Esto no siempre es cierto. Para mi la innovación debe estar al servicio de la mejora del jugador y no al servicio del entrenador.
El problema es cuando trasladamos el BOSU a entornos en los cuales los conceptos técnicos básicos no están asimilados tan solo por el hecho de seguir las tendencias de entrenamiento y las nuevas corrientes. Cada vez que introduces un contenido de entrenamiento es tiempo te trabajo que le quitas a otro tipo de tareas. Es cuestión de priorizar. No obstante es una opinión personal y cuestión elecciones.
Una curiosidad. En el post mencionado en la pregunta anterior comentas que en breve ibais a recibir unas cuantos BOSU en el Sundowns. ¿Has podido trabajar con ellos finalmente? En caso afirmativo, ¿cual ha sido tu experiencia con ellos?
Efectivamente recibimos unos cuantos BOSU hace ya unos cuantos meses, pero mis porteros siguen sin trabajar con ellos. Mejor dicho siguen sin trabajar con ellos durante el entrenamiento específico que realizan conmigo en el campo, pero los utilizan a diario con el readaptador, durante los 20 minutos de trabajo propioceptivo o de activación de antes de cada sesión de entrenamiento. Para mi es una cuestión de ser práctico, y también de estilos de trabajo.
Con el tiempo del que a menudo dispongo, que es siempre ajustado, prefiero centrarme en otros aspectos y no “doblar” el trabajo de nuestro readaptador. Y si lo doblo, hacerlo de diferente manera, como es de vez en cuando el caso. En definitiva, que de momento sigo sin utilizar el BOSU y que en mi mente no está de momento utilizarlo. Aunque para ser sincero tampoco saco las “pesas” al campo, y esto no quiere decir que no valore el trabajo de musculación. Es más, mis porteros también lo realizan pero dentro, en el gimnasio.
Sabemos que a nivel personal, en tus sesiones de “chapa y pintura” como tu las llamas, realizas trabajos de musculación, core y propiocepción. ¿Crees que este tipo de trabajo “general” debería ser básico en el acondicionamiento de cualquier persona (no exclusivamente deportistas)? 
 
Considero que es un tema de salud y bienestar, todo ayuda. Y más teniendo en cuenta que vamos a vivir con el mismo cuerpo durante el resto de tiempo que nos queda de vida. Es nuestra maquinaria y necesita de sus cuidados, lo mismo que de una alimentación adecuada, tiempo de descanso, ocio, etc… Todo esto requiere de mucha voluntad y sacrificio, y no está al alcance de cualquiera.
Para cerrar la entrevista, reseñar que también eres el autor del libro “Manual técnico del portero de fútbol”, ¿qué pueden encontrar nuestros usuarios en él? 
 
El libro establece un patrón de conductas técnicas para ser aplicado en el desarrollo de los contenidos técnicos del entrenamiento del portero. Cada parte del libro se dedica a uno de los fundamentos técnicos del portero, desgranando y detallando al máximo las características de cada gesto o acción: Defensivos previos, defensivos de recuperación del balón, defensivos de no recuperación del balón, ofensivos e inespecíficos (control, conducción, pase, despeje, cobertura y regate).
Se añade además, una secuencia fotográfica de cada uno de ellos acompañada por un análisis técnico de su ejecución. Estas secuencias se componen de nueve fotografías realizadas desde una perspectiva frontal y otras nueve desde una lateral. En algunos casos pueden verse también fotografías realizadas desde una perspectiva dorsal. Es, como su nombre indica, un manual técnico muy, muy completo y detallado.
Podéis leer la entrevista original en http://www.propiocepcion.es, en el artículo publicado el pasado lunes 24 de noviembre de 2014 que aparece en el siguiente enlace http://www.propiocepcion.es/blog/jon-pascua-la-preparacion-fisica-es-fundamental-en-un-portero-de-futbol/post/12