Mi aventura en África

“Llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía. Y, si no osamos emprenderla, nos habremos quedado para siempre al margen de nosotros mismos” (Fernando Pessoa).
Tras 5 años de una aventura increíble, tanto en lo deportivo como en lo personal, ha llegado el momento de decir adiós a Sundowns y a Sudáfrica. Desde aquel 1 de julio de 2010 en el que aterricé en el país, he tenido la oportunidad de trabajar con 4 entrenadores de 4 diferentes nacionalidades, 3 preparadores físicos y 10 técnicos asistentes de 3 diferentes países y 2 entrenadores asistentes de porteros sudafricanos, a los cuales he tenido la oportunidad de “formar” durante el tiempo que he estado trabajando en el club.
Por si esto fuera poco, he trabajado con jugadores procedentes de más de 10 países y con nada menos que 6 porteros internacionales. Recuerdo que durante el inicio de la temporada 2013-2014, tres de los 4 porteros que formaban mi particular “Ejército de las Tinieblas” acudían habitualmente con su selección, siendo Wayne Sandilands el número 2 de Sudáfrica, y Kennedy Mweene y Dennis Onyango los números 1 de Zambia y Uganda respectivamente.
En cuanto a los trofeos, cuento en mi palmarés con un título de liga (2014-2015) y una Copa (Nedbank 2015), habiendo también disputado las finales, con peor fortuna, de la Nedbank Cup (2012- 2013) y la Telkom Cup (2013-2014). Siempre estaré agradecido al club por la oportunidad brindada de poder conocer y disfrutar del fútbol y de la cultura de un país y un continente que tanto me ha dado, y en el que he crecido tanto en lo deportivo como en lo personal.
No soy la misma persona que cuando llegué, ni tan si quiera el mismo entrenador, y todo eso se lo debo a Sundowns y a una aventura en la cual he tenido la oportunidad de pisar suelo de hasta 8 países diferentes como son; Sudáfrica, Suazilandia, Zimbabwe, Zambia, Ghana, Seychelles, Kenia y la República Democrática del Congo. Desde aquí, quiero agradecer a todos y cada uno de los componentes de la familia Sundowns por el impacto que han tenido en mi vida y en mi día a día.
A la gente a la que aprecio, por haberme hecho la vida más fácil y también, como no, a los que no, por aquello de  que me enseñaron a ser más fuerte. Echando la vista atrás, creo que puedo marchar con la satisfacción de haber dejado en el club el legado de una cultura de entrenamiento específico del portero, que tendrá continuidad con un asistente al que he estado formando durante dos años y medio, además de haberle dado un valor añadido al departamento.
Por encima de los títulos, esta es la mayor de las satisfacciones; la de haber visto crecer a todos y cada uno de los componentes de mi particular “Ejército de las Tinieblas”, y a mi persona con ellos. A partir de ahora toca no echar la vista atrás, para no inundarme de pena y de tristeza, y mirar hacia adelante, con objeto de descubrir esa nueva aventura que seguramente me espera y continuar en la búsqueda de la esencia de este trabajo. A partir de ahora queda esperar futuras oportunidades pues deseo seguir vinculado a este trabajo que tanto me ha dado y que desde hace algo más de 5 años no es para mi el fin, sino el medio.
¿La canción de hoy? Sin duda alguna, la que ha sido, es y será para siempre la canción de esta aventura; “Everytime you go away” de Brian McKnight. Canción que, como tantas otras muchas, tengo inmortalizada en forma de tatuaje en mi cuerpo. A continuación os dejo el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=h0bFxY4nvmA
¿La frase del día de hoy? “No importa cuán estrecho sea el portal, cuán cargada de castigos la sentencia, soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma” (William Ernest Henley). Una frase, también, que llevo tatuada. Desde Bermeo, su pueblo natal, como siempre con amor mucho amor, hoy más que nunca, el que un día fue el goalkeeper coach de Sundowns, ese al que muchos también conocen como Jon Pascua Ibarrola. ¡Cuanto amor me llevo! Gracias de todo corazón a todos y cada uno de los que habéis estado acompañándome a través de las redes sociales en esta preciosa aventura durante estos últimos 5 años. Siempre estaré agradecido ¡The Sky is The Limit!
Vídeo: Seguramente uno de los mejores que he editado en esta larga etapa de 5 años en África. Lo edité y publiqué al finalizar mi primera temporada en el club, cuando aún no sabía si iba a volver o no a Sundowns. Lo comparto de nuevo con vosotros: Esto, es lo que me llevo. El cariño, el respeto y la amistad de todos los que forman la familia Sundowns. En el siguiente vídeo, podréis verlos a todos. Ha sido una experiencia increíble, una etapa maravillosa. No la olvidaré nunca. Me voy con la cabeza alta, con la sensación de haber disfrutado cada momento, cada instante y, sobre todo, de haber vivido dignamente. Ha sido sin duda alguna, la mejor experiencia de mi vida. “Los mejores momentos de la vida son así porque nunca habrá otro igual, porque puede haber cosas parecidas, momentos parecidos, y a veces incluso mejores, pero aún así cada instante es único, irrepetible, y malo o bueno, inolvidable”. La canción que acompaña el vídeo: “All for love”, de Roth Stewart, Brian Adams y Sting. Por cierto, la tengo tatuada también.
Miércoles 8 Julio, 2015

El final de un ciclo de cinco años en África y mi adiós a Sundowns

Llega un momento en que es necesario abandonar las ropas usadas que ya tienen la forma de nuestro cuerpo y olvidar los caminos que nos llevan siempre a los mismos lugares. Es el momento de la travesía.