La aventura de Martín Ruíz como EdP en el Mumbai City FC indio

La figura del padre del futbolista, por Pablo López
Viernes 27 Noviembre, 2015
El final de temporada del portero de fútbol, por David García Luque
Sábado 5 Diciembre, 2015

La aventura de Martín Ruíz como EdP en el Mumbai City FC indio

India, el segundo país más poblado del planeta tierra con más de 1300 millones de personas, no puede escapar al injusto reparto de bienes del Ser Humano, pero lo intenta moderar con alegría y amabilidad desproporcionada – teniendo en cuenta la situación del país – y al entendimiento de alguien que viene de un continente donde estos valores suelen estar cada vez menos de moda.
Me encuentro en el corazón de la ciudad de Mumbai, en el Hotel St. Regis, de categoría 5 estrellas, y que sin duda es merecedor de ellas, no sólo por sus instalaciones, sino también por su excelente cocina y el trato de sus empleados. Desde el 13 de septiembre disfruto de la ciudad, de sus gentes y de su fútbol.
Esta ciudad es enorme y desorganizada, pero ayuda a posicionarte en el punto intermedio de la realidad, te enseña a cada paso, a cada instante. Si eres creyente te hará dar gracias a Dios cada día, si no lo eres te reafirmará en tu idea.
El Mumbai City FC es el club representativo de la ciudad en esta Superliga India, competición con 8 equipos “franquicia” y a doble vuelta, donde los cuatro primeros se clasifican para semifinales. Corta, pero plagada de estrellas como Roberto Carlos, Riise, Malouda, Simao o el propio entrenador de mi equipo, Nicolás Anelka; y que pretende potenciar el fútbol en una cultura donde el cricket es el deporte rey muy muy por encima de este.
En cuanto al equipo en sí, contamos con jugadores extranjeros, españoles y del resto de Europa, con contrastada experiencia; y entre los nacionales tenemos al mayor goleador de la historia de la selección nacional India, además de otros tres internacionales, entre ellos uno de los porteros.
Trabajamos con tres guardametas. Subrata Paul, el muro…como le llaman los fans, internacional por India, con experiencia europea y amante del gimnasio; Debjit Majumder, actual campeón de la I-League – la competición regular del país – y con gran capacidad de sacrificio; y Albino, el más joven de los tres, lleno de ilusión y sueños por cumplir con esa pasión que dan los 21 años.
Hablando de Asia no es difícil imaginar que durante el trabajo incidimos mucho en aspectos como coordinación, toma de decisión o lectura de juego. En una competición tan corta, la técnica de base pierde protagonismo a pesar de las necesidades, y nos centramos más en potenciar los puntos fuertes de cada uno de ellos orientándonos hacia el estilo de juego del equipo.
Nico (Anelka) concede bastante tiempo para el trabajo específico, y en ese sentido, no podemos quejarnos, aunque bien es cierto que el hecho de afrontar competición cada tres/cuatro días, limita bastante la dinámica usual de una programación estándar.
Tras mis experiencias internacionales por Asia, observo que el portero indio es particular, tiene similitudes con respecto a porteros de otros países de la zona, demostrando gran agilidad, flexibilidad y carencias a nivel técnico, aunque por el contrario, muestra un enorme compromiso con el trabajo exigente y ganas por aprender.
Aún les falta comprender esa cultura europea de la ciencia del deporte, en donde la fisiología y los estudios establecen unos patrones de conducta/entrenamiento metódica y planificada. Pero estamos en ello.
El día a día es bastante tranquilo, y aunque convivimos cuerpo técnico y jugadores durante tres meses en el mismo hotel, esta gente consigue, con su actitud y sentido del humor que esta “mega-concentración” sea más divertida de lo que a priori pudiera parecer. Siempre lo dije, una mente con actitud positiva es capaz de conseguir cosas que ni el más sabio de los sabios sería capaz de cambiar.
El fútbol indio está en crecimiento, la liga está organizada de forma magistral: estadios, publicidad, televisión, merchandising, horarios, viajes,….merece la pena conocerla y merece la pena ´vivir´ el país. Sin más me despido, de momento, con una frase de Henry David Thoreau que dice algo así como “Lo importante no es lo que miras, sino lo que ves”. Como siempre, dejo a Jon la canción que pone broche a cada una de sus firmas. Seguro que conseguirá hacer que estas líneas tengan más sentido. Un porteabrazo,
Martín Ruiz @MartinRuiz_GkC
Querido Martín Ruíz, que no seré yo el que deje a este, tu interesante articulo sin una buena canción. Y lo haré con “Desencuentro”, de Pablo Alborán. Una canción que he descubierto hace unos cuantos días y que me está acompañando a diario en durante mis largas caminatas, carreras y paseos. Adjunto el enlace:
Para todos aquellos interesados en leer la primera aparición de Martín Ruíz en la firma invitada, así como algo de su aventura y experiencia en Thailandia, adjunto también los enlaces:.