En la preciosa ciudad de Oporto a la espera del comienzo del Congreso

Foto: Holaciudad! (Blog Gustolatino Gastronomía).

Tras salida del aeropuerto de Bilbao, dos vuelos y una escala en Barcelona, ya estoy en la ciudad de Oporto a la espera de que de comienzo el 4º Congreso de Entrenadores de Porteros de Portugal. Un evento que abrirá sus puertas durante la tarde de hoy viernes 26 de mayo y que finalizará también durante la tarde de este mismo domingo.

Tal y como hago siempre he finalizado la edición de mi exposición durante el viaje y la noche previa al comienzo del evento. No por hacer las cosas a última hora, sino por mi costumbre de querer optimizar y mejorar las cosas que hace que tenga la sensación de que lo que hago está inacabado y que es mejorable.

Os aseguro que es algo terrible que últimamente he aprendido a gestionar, pues la exigencia (con nosotros mismos) puede llevarnos a vivir absolutamente absorbidos por aquello que hacemos. De aquí a que salte a la tarima… ¡No la quiero ver más! Pues seguramente volvería a retocar algo. Esta costumbre, por otro lado, es también la que me ha llevado a tener la oportunidad de ganarme la vida en esto, con lo que también tengo que estar agradecido a esta “mi manía”.

No obstante, como en el equilibrio está la justa medida, vamos a hacer todo lo posible para que las fortalezas no se conviertan también en debilidades. Agradecido también por el trato recibido por la organización (que tal y como viene siendo habitual en todos los eventos en los cuales participo, es exquisito), a los cuales deseo devolverles el gesto aportando mi granito de arena para que todos los que acuden al Congreso salgan de él con unas cuantas herramientas más de las que disponían. Pero sobre todo, el objetivo es como siempre… emocionarlos!

Y contento también porque tendré la oportunidad de poder aprender, escuchar reflexiones y observar otras metodologías de trabajo procedentes de diferentes entornos y culturas. ¿La frase del día de hoy? “La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo” (Isaac Newton). Desde la ciudad de Oporto como siempre con amor, mucho amor, “El Profe”. Ese que algunos, solo algunos, conocen como Jon Pascua Ibarrola. Por cierto, me ha gustado tanto esta frase que voy abrir de nuevo el proyecto e introducirla en una de las diapositivas. ¡Cambiar lleva su tiempo!.