lunes, 02 de diciembre de 2013

Fuerza explosiva con chalecos integrada en un calentamiento

Vídeo de una sencilla y breve tarea de fuerza explosiva mediante pasos de vallas integrada durante un también breve calentamiento que condicionó el tipo de tarea seleccionada para el trabajo de la fuerza.

Vídeo de una sencilla y breve tarea de fuerza explosiva mediante pasos de vallas integrada durante un también breve calentamiento que condicionó el tipo de tarea seleccionada para el trabajo de la fuerza. La sesión data de finales de agosto de 2013, durante los comienzos de la presente temporada.
 
Los porteros que veréis en el vídeo son Wayne Sandilands, Kennedy Mweene y el belga Glenn Verbauwhede. Un calentamiento en el que tan sólo dispuse de 15 minutos y en el cual me las tuve que arreglar para introducir el habitual contenido de fuerza explosiva que trabajo todas y cada una de las semanas y el cual considero de vital importancia.
 
Tal y como podréis observar, el material utilizado para realizar la sesión es mínimo, con tan sólo unas cuantas vallas de 2 diferentes tamaños y unos chalecos lastrasdos (que intruduje para dar un valor extra al trabajo de fuerza) pude desarrollar una sesión en la cual no eche en falta de nada.
 
La sesión, tareas y variantes, a pesar de su sencillez, estan también dotadas de cierto orden y rigor en su ejecución, donde todo tiene un sentido. Doy comienzo a los pasos de vallas mediante impulsiones bipodales frontales y laterales, trabajo que complemento con blocajes de manos de balones procedentes de varias posiciones, obligando al portero de esta manera a realizar cambios de orientación corporal previos.
 
Más adelante, paso a introducir un componente coordinativo, obligando al portero a enlazar impulsiones bipodales frontales con laterales, siendo cada vez mayor el número de éstas, a la vez que incluyo también una divertida tarea de coordinación con dos balones.
 
Tras finalizar con las impulsiones bipodales me voy a las unipodales, donde la idea es la misma, pero esta vez trabajan ya sin chalecos y comienzan a caer al suelo mediante sencillos blocajes primeramente frontales, luego laterales a ras de suelo y por último a media altura, también laterales.
 
Con las impulsiones unipodales pasa lo mismo que con las bipodales, voy cambiando lateralidades y realizo varias variantes. Es decir, cuando trabajan dos tipos de impulsiones, por ejemplo frontales y laterales en el mismo ejercicio, primero trabajo la variante “impulsión frontal – impulsión lateral” y en la siguiente serie, trabajaría primero la impulsión lateral y luego la frontal.
 
Por cierto, los chalecos lastrados llevan aproximadamente 5 kilogramos cada uno y el belga Glenn Verbauwhede no lo lleva consigo pues venía arrastrando  una ligera lesión de tobillo y a pesar de que en aquel momento no era lo suficientemente grave como para “parar”, preferíamos no apretar demasiado.
 
Tal y como digo siempre, esta sesión, tenéis que verla en su conjunto y dentro de la situación particular que se produjo aquel día en la cual únicamente dispuse de 15 minutos de tiempo específico de entrenamiento.
 
Tras esto creo que realizaron unas tareas de tiro ¿La verdad? Pues que dí el día por salvado, introduje la sesión de fuerza a la vez que calentaron y adaptaron el cuerpo mediante las caídas finales para la posterior tarea integrada con el equipo.
 
Otro por cierto, si observáis con atención las posiciones básicas previas a los blocajes sin caídas, veréis que la tensión que exigo en las extremidades inferiores es exigente, mientras que el tronco y las manos trabajan con más “sensibilidad”. También podréis observar que nunca tienen los pies fijos en el suelo al recibir el balón.
 
Y Lo hago así porque no hay ninguna situación del juego en la cual el portero vaya a blocar un disparo mediante manos en la cual sus pies estan fijos en suelo al entrar en contacto con el balón, ninguna.
 
El cuerpo debe de adartarse a cada balón y esto es imposible de conseguir con el portero manteniendo los pies fijos en el suelo. De esto hablaré en un artículo que tengo idea de publicar próximamente, y os lo mostraré mediante varios ejemplos, utilizando clips de vídeo.
 
Artículo donde hablaremos incluso de la posición de los codos y hombros y un montón de detalles más que muchas veces pasan desapercibidos. Sin más os dejo con el vídeo, espero que lo disfrutéis tanto como lo hice yo aquel día. Hay veces que en la sencillez ¡Esta el gusto!
 
¿La frase para la mañana del día de hoy? Vamos con varias: “La verdad es compleja, pero a lo complejo sólo se llega a través de lo simple” (Metaponthoos), “Quién se emociona por lo simple suele no ser simple” (José Narosky), “Un intelectual dice una cosa simple de un modo difícil. Un artista dice algo difícil de modo simple” (Charles Bukowski),
 
“Aquello que miramos y no podemos ver, es lo simple” (Lao Tse), “Las ideas simples se encuentran sólo en las mentes complejas” (Remy De Gourmont) y “Las cosas simples son las más extraordinarias y sólo los sabios consiguen verlas” (Paulo Coelho).
 
Y para los que tengan alguna duda comentar que cuando hablo del término “simple”, me refiero al hecho de reducir las cosas a lo “esencial”, tan sencillo y tan “simple” (nunca mejor dicho) y a la vez "complejo" como eso.
 
Fotos: Durante mi segunda temporada en Sundowns, haciendo un trabajo similar con Wayne Sandilands y Denis Onyango. Como dice la canción; "I believe I can fly" (Yo creo que puedo volar). No es para menos, las impulsiones son impresionantes.