En breves rumbo al aeropuerto para coger el vuelo que nos llevará a Kimberly para disputar al partido de la Nedbank Cup frente a Powerlines, equipo que juega en la First División Sudafricana (equivalente a la segunda división española) el domingo por la tarde. Viajamos sin Wayne pues ha vuelto con una microrotura fibrilar de la concentración con la selección.

Denis Onyango tuvo que abandonar también en el minuto 35 el partido que estaba disputando con su selección, la de Uganda, frente a Congo a causa de una contractura. Mi particular ejército de las tinieblas se ha quedado reducido a dos guardametas. Estas todos los días preocupandote por el control de la carga de trabajo para que luego, cada vez que van con sus selecciones te encuentres con situaciones como éstas.

Lo de Denis lo puedo entender, pero lo de Wayne, no me explico porque el portero suplente debe de estar golpeando el balón para calentar al titular habiendo un entrenador de porteros.Quizás el problema radica en que la selección sudafricana, en los últimos meses, ha utilizado ya por lo menos tres entrenadores de porteros.

Empiezo a dudar de si debo de alegrarme o no cuando nuestros porteros son llamados a jugar con sus selecciones. No es la primera vez que vienen con molestias y problemas, “This is África”.

Foto: Una tarea de motricidad y coordinación que realizé ayer mismo por espacio de 20 minutos con los dos únicos porteros que tenemos en condiciones, Calvin Marlin y Bongani.

 

 

Comments are closed.