Pues no hemos sido capaces de abandonar Johannesburgo, han suspendido el vuelo. Primero que había “overbooking”, luego que habían conseguido un avión más grande pero que no había piloto. Más tarde había piloto pero el avión grande no estaba disponible. Al final, cuando había avión grande y piloto resulta que el aeropuerto de Kimberley es muy pequeño, no esta bien iluminado y que a partir de las 20:30 horas no es conveniente aterrizar.

Tarde “Welcome to South Africa”. ¿Dónde estoy ahora? Pues en el hotel de la fotografía, el Southern Sun OR Tambo, justo al lado del aeropuero. ¿Mañana? Desayuno a las 6 de la mañana y directos a coger el avión. Sinceramente, dudo mucho de que sean capaces de solucionarlo. Junto con nosotros había mucha gente a la cual suspendieron el vuelo que tenían por la mañana también para Kimberley y les dijeron que tenían que volver por la tarde.

¿Y por la tarde? Les han vuelto a hacer la misma “jugada”, pero esta vez junto con nosotros. Mañana será otro día y pequeña va a ser la broma como no haya avión y nos tengamos que meter 7 horitas de autobus. ¿Si eso sucede? Pues paz y amor. Así y todo, no cambio esto por nada ¡The Sky is the limit!

Foto: Mi habitación en el Southern Sun OR Tambo de Johannesburgo. La mesa, preparada con todo lo necesario para hacer los clips de las accions de Wayne de nuestro último partido jugado. En un par de horas, a dormir. ¡Buenas noches a todos!

Comments are closed.