En breves saldremos camino del Loftus Stadium de Pretoria, a jugarnos “la vida” frente a Orlando Pirates. Lo normal es que el estadio estuviera a rebosar aunque el hecho de ser un día laborable
aquí es un gran “handicap”. Los servicios de transporte brillan por su ausencia y teniendo en cuenta que el partido terminará sobre las 21:30 y que la mayoría del público asistente no tiene vehículo propio para volver a sus hogares puede limitar la asistencia.

Dejando esto a un lado, la verdad es que éste partido me hubiera gustado jugarlo en Soweto como visitante, el Orlando Stadium esta situado justo en el centro del gran barrio marginal y en este tipo de encuentros el campo esta siempre a rebosar. Impresionante cuando los 45.000 espectadores empiezan a saltar en las tribunas, parece que la estructura se viene abajo.

De los momentos más especiales que he vivido en un estadio. Todos saltan al mismo tiempo, se genera un sonido curioso de verdad. Si a esto le unimos que todos los supporters llevan camisetas negras y se ven calaveras por todos los lados, no hay nada más que comentar. Un cartel con ¡Bienvenidos al infierno de Soweto! es lo que deberían de colocar a la entrada de las instalaciones. Eso si, sin ningún tipo de agresividad, se pasan todo el partido cantando, bailando y haciendo sonar sus vuvuzelas.

Hoy jugaremos en el Loftus Stadium, no será lo mismo pero espero que el ambiente sea tambien ¡Espectacular!.

Foto: Con Charles, uno de los responsables de seguridad de Sundows en el Loftus Stadium de Pretoria, antes del comienzo de un partido.

Comments are closed.