Finalizada la sesión de entrenamiento con normalidad

Ya estamos de vuela en el hotel de concentración tras finalizar la sesión de entrenamiento en unas instalaciones próximas a donde nos encontramos.
¿El entrenamiento? De aquellas maneras, en un césped que no estaba en muy buenas condiciones y con una luz artificial bajo mínimos. Un poco más y tenemos que poner cascabeles al balón pero afortunádamente hemos salvado la situación y ha estado bien.
Tampoco era un día para hacer gran cosa, habiendo jugado el miércoles y teniendo que jugar mañana, con una hora ha sido más que suficiente. He dispuesto de 20 minutos con Calvin Marlin y Denis Onyango en los cuales he realizado unas cuantas tareas de técnica aplicada tocando “todos los palos” como suele decirse.
En breves a cenar y después un poquito de Zulú con mi entrañable familia Sudafricana. ¡Lo mejor de las concentraciones!
Foto: Mi habitación en el Protea hotel de Port Elizabeth.

Comments are closed.