Nuevo intento de incineración por parte del chófer del bus

Tras el intento fallido de ayer el conductor volvió a la carga durante la tarde del dia hoy. Sobre las 15:30 de la tarde, al montar en el autobús me dí cuenta de que lo del chofer va en serio y que no quiere que salga con vida de Sudáfrica.
Volvímos a hacerle la misma solicitud y esta vez la respuesta que obtuvimos era que el autocar era nuevo. ¡No hay manera! Miedo tenía de que acabase la sesión de entrenamiento para no tener que montar el en autobús. Por suerte a la vuelta parece ser que le ha buscado solución al asunto.
Al menos el personaje en cuestión sonríe cuando le hablas. Una sonrisa tipo “Si, si, tu quéjate pero mañana voy a intentar asarte como un pollo de nuevo”. En lo deportivo he dispuesto de 30 minutos con mis porteros en los cuales he realizado el trabajo que viene siendo habitual: Técnica aplicada situacional.
Todo listo para mañana, acabamos de terminar la cena, los porteros ya tienen los penalties en su teléfono movil y mi familia sudafricana esta donde siempre, a la espera que me una a ellos para mi clase de audición de Zulú. Ruido de grillos en mi rincón y un poco de música en mi ordenador.

¿La canción de hoy? La banda sonora de la película “El último mohicano”. Algo que pensándolo bien no deja de ser cierto, pues de todo aquel grupo de españoles que llegamos a Sudáfrica el pasado julio de 2010 soy el único que queda. Os dejo el enlace http://www.goear.com/listen/13752ce/el-ultimo-mohicano-james-horner

Foto: Con George, uno de esas entrañables personas que forman parte de mi familia Sudafricana. Esta misma mañana antes del desayuno en la embajada de España, tras solucionar el tema de mis “papeles”.

 

Comments are closed.