Las oportunidades de encontrarme con gente que brinda la Web

Cuando me embarque en el proyecto de la web, nunca me hubiera imaginado que mi entrañable ventana, recibiría tantas muestras de apoyo y agradecimiento por parte de vosotros. La idea comenzo por mi ilusión de dar continuación a algo que venía haciendo en mi facebook para un grupo reducido de personas.
Poco a poco cada vez más gente fue mostrando interes y las actualizaciones pasaron a ser cada vez más periódicas. Durante el verano pasado, consideré que si continuaba con mi aventura en Sundowns quería tener algo propio, mi propio espacio personal, sin depender de ninguna red social.
Esto como no, suponía mostrar la web al resto del mundo, abrirla al público y claro, un se plantea que camino adoptar, el personal o el profesional. Aunque al principio no oculto que tuve algunas dudas, pronto se disiparon pues cómo dijo una vez Steve Jobs:
“Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto y ten el coraje para hacer lo que te dice tu corazón y tu intuición”
Jamás podría realizar una sola actualización de la web si no la hago desde el corazón. Al igual que sucede con mi trabajo, Dios me ha dado la gran virtud de tener capacidad para amar todo lo que hago así que a estas alturas de la película no puedo vivir la vida de alguien distinto a lo que soy.

No voy a vivir atrapado en el dogma, tengo mi particular manera de vivir la vida, eso si, con el principio fundamental del respeto a los demás pero sobre todo, del respecto a mi mismo y de ser fiel a mis principios. Esa, es la esencia de la web. Gracias a todos por vuestras muestras de agradecimiento, es algo que me llega al corazón.

Foto: Adolfo Baines (izquierda), alguién al cual no veo desde hace muchos muchos años, nos conocímos en una promoción de ascenso a Segunda división B, él con el Huesca y yo con el Gernika. Gracias a la web, he tenido la oportunidad tras muchos años, de volvérmelo a encontrar. Algún día Adolfo te contaré porque eres tan especial para mi. Y por cierto, no recordaba que te hiciera aquel regalo ¡Memoria la mía! Me tendrás que dar alguna explicación al respecto. Al otro lado, mi amigo Alvaro Iglesias, al que tuve la oportunidad de conocer en un curso de entrenadores de porteros que yo estaba impartiendo en Vizcaya y con el que he continuado estrechando lazos con el paso del tiempo.

Comments are closed.