Varias de las razones por las cuales nunca olvidaré Africa

Este fin de semana será nuestro último fin de semana de concentración en el Southern Sun de Pretoria pues para el partido de copa nos concentraremos en el Katherine Street de Sandton, perteneciente a la misma cadena hotelera y no volveremos aquí.
Esta mañana ha sido la última mañana en la cual que veré a Mary, la señora que durante dos años se ha encargado de la limpieza de mi habitación en la sexta planta del hotel. Mañana a eso de las 13:00 el mediodía abandonaremos el hotel y no habrá servicio de limpieza.
Es una buena mujer, se le ve simpática y siempre tiene una sonrisa en la boca. Recuerdo que el año pasado grabamos un vídeo con ella, una compañera y mi querido amigo el Mandingo Canario. Hoy me decía que el fin de semana que viene, cuando vuelva, me va a presentar a sus hijos.
Le he comentado que ya no volveremos más, que la temporada se acaba. Entonces me ha dicho ¡Pues el año que viene! Porque, ¿vas a volver no? Quien sabe, le he dicho. ¿Y sabéis que es lo que me ha contestado? Algo muy típico aquí: “Voy a rezar a Dios para que vuelvas” Aquí, en Sudáfrica, Dios esta presente en todos los sitios, es por eso que a veces me refiero a este país como “El Reino de los Cielos”.
¿La canción de hoy? “Honestly” del grupo heavy de la década de los ochenta “Stryper”. Una banda con un estilo glam metal muy especial basado en una temática cristiana, todas sus canciones hablaban de Dios. Todavía recuerdo ese poster que les hacia referencia encima de mi cama, cuando compartía habitación con mi hermano Unatx en la antigua casa de mis padres.Os dejo en enlace de la canción
Al otro lado de donde me encuentro en estos momentos, puedo ver a Wayne Sandilands en otra mesa ¿Sábeis que esta haciendo? Leyendo sus “papeles”. Todas las mañanas cuando se levanta, lee la biblia y anota con su puño y letra todo aquello que le parece lo más interesante para luego, volverlo a leer durante el día como fuente de motivación e inspiración personal.

Realmente, me encuentro en una ambiente que adoro, no por el hecho de la religión, sino por la espiritualidad de la gente. Xabier Aldekoa lo encajó de manera perfecta en una entrevista que me hizo aproximádamente hace un año a la que dió el siguiente título “Cuando Sudáfrica es como un guante”.

Foto: Con Mary, esta misma mañana antes del desayuno en mi habitación. A las 09:30 de la mañana ya estaba limpiando. Seguro que echaré de menos su sonrisa y también porque no decirlo, ella, la mía.

Comments are closed.