Comenzando el día con un par ¿De qué? Pues de zanahorias

Nueva mañana con una radiante y estupendo sol africano, como prácticamente todos los días por estas tierras de Dios. El goalkeeper coach de Sundowns se encuentra en el Gimansio Virgin Active de Melrose Arch pues hasta las 15:00 de la tarde no esta programado el inicio de la sesión de entrenamiento y la “operación vikini” ya esta en marcha.
Tras finalizar, directos a un nuevo hotel de concentración en el mismo centro comercial de Montecasino (algo he oído pero no me hagáis mucho caso) para preparar la final de la Nedbank Cup de este mism sábado.
Metiéndome entre pecho y espalda el par de zanahorias que veis en la foto junto con uno de esos cafés “corrosivos” que me pone mi camarero favorito, el seguidor de Sundowns. Este algún día acabará con mi vida cualquier mañana de éstas. Entrañable desayuno para “Sweetman”, café y zanahorias.
La verdad es que ya ni me renocozco, tras dos años por aquí estoy comenzando a notar que se me esta yendo un poco la “olla” pero ¡Qué más da! ¡Que me quiten lo bailado! Bendita felicidad la mía.
“La libertad Sancho, es uno de los más precisoso dones que a los hombres dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre. Por la libertad, así como por al honra, se puede y debe aventurar la vida y por el contrario el cautiverio, es el mayor mal que puede venir a los hombres” (Miguel de Cervantes, “Don Quijote de la Mancha”.
Es una frase que tuve la oportunidad de leer en un cuadro de pared de la embajada española de Pretoria, mientras arreglaba la documentación necesaria para volver a España.

Comments are closed.