Esperando que mañana el cielo sea el límite para Sundowns

Finalizada la cena y la charla táctica, por llamarlo de alguna manera, con Wayne Sandilands. Ya esta todo listo para mañana. La sesión de entrenamiento ha sido muy pero que muy rara, el césped del Orlando Stadium estaba muy pero que muy alto y por momentos parecía que estábamos entrenando en la selva.
Muchísimos operarios trabajando y un ruido terrible durante los sesenta minutos que ha durado la sesión. Esta noche he cambiado de rincón, estoy como se dice de “lujo”, me he agenciado uno de los sofás de la recepción y de aquí no hay quien me mueva. Vamos a ver si tengo suerte y algún canal televisa la final de copa entre mi ex, el Athletic y el Barcelona.
La noche me quedaría muy pero que muy apañada. De no poder ser pues la seguiré a través de internet, tengo un bono gratis de dos horas de duración con descarga ilimitada al cual le daría buen uso.
La verdad, si no fuera porque mi ordenador no tiene la suficiente batería, ni existe un enchufe cerca de mi posición para cargarlo me quedaría aquí mismo, no subiría ni a la habitación.
Llegó la hora, vamos a ver si hay suerte. Buenas noches a todos y ¡Aupa Athletic!

Comments are closed.