Recordando viejos tiempos con unos también viejos amigos

Estupendo día en compañía de dos viejos amigos a los cuales conocí cuando cursaba 2º de EGB en mi pueblo natal, Bermeo. Les sorprendí con la presencia, durante nuestra comida, de un profesor al que todos guardábamos un cariño muy especial al que llamé durante la mañana para que hiciera acto de presencia.
Nuestro querido “Txomin Martínez Moreno” estuvo a la altura. Hacía mas de 20 años que no lo veía, gracias a la aventura nos hemos encontrado de nuevo y durante estos últimos seis meses lo he visto ya en dos ocasiones.
Le prometí que cada vez que regresara a casa volveríamos a vernos asi que la visita era obligada, no por el hecho del compromiso adquirido sino por el tipo de persona que es. No me canso que compartir momentos con personas como él.
Esto es como aquella serie de “Heroes” en las cuales ciertas personas con “superpoderes” se van encontrando las unas con las otras gracias a algún tipo de conexión que solamente ellos son capaces de percibir debido a sus capacidades. Nosotros tenemos ese tipo de conexión y nuestro “superpoder” es la sensibilidad, algo que nos hace vulnerables, a la vez que humanos.
Algo, que todos los que seguis con asiduidad esta web estoy seguro que tenéis y considero es la razón por la cual continuáis visitándola, más allá de todo lo deportivo.

Dando gracias a la vida por días como éste, el goalkeeper coach de Sundowns como siempre con amor, mucho amor.

Foto: En la Plaza Nueva de Bilbao, con un amigo muy especial y su hija (mi sobrina), una persona que también tiene ese “superpoder” tan especial y con quién me volví a encontrar hace más o menos cinco años. Alguien con el cual se puede llegar a una gran profundidad en cada encuentro. Si alguien pusiera el oído en nuestras conversaciones, le temblarían los cimientos tan solo al escuchar las primeras palabras. Querido “Reggi”, eres muy especial. I love you too much! Cómo véis, tanto para él como para mi sobrina, el cielo es también el límite. ¡Que Dios nos conserve esta locura eternamente!

 

Comments are closed.