El goalkeeper coach de Sundowns y sus increíbles problemas con el agua

De vuelta en el hotel de concentración tras finalizar la sesión de entrenamiento en un campo de hierba artificial próximo al hotel en el cual nos hospedamos. Tras la ducha de agua caliente, fría, hirviendo, por este orden (repitiéndose en una especie de “bucle”) y el almuerzo, me encuentro en mi momento “lectura y siesta de piscina”.
Como curiosidad comentaros que no acierto a dar con la “tecla” del agua, tengo que estar esquivando el chorro de la ducha al ritmo de su temperatura y de su “bucle”. Todo eso despues de averiguar cual es realmente la manija del agua caliente pues en ocasiones sucede que estan invertidas, es decir, color azul para el agua caliente y rojo para la fría.
Aunque puede suceder también, porque no decirlo, que en el mismo baño las manijas del lavabo y las de la ducha, no funcionen de la misma manera. ¡Para hacer una tesis de fin de carrera!
En cuanto a lo deportivo, hoy he dispuesto de 30 minutos con mi particular “Ejército de las Tinieblas” los cuales he invertido en trabajar contenidos de velocidad, blocajes y desvíos con caídas. Todo ello amenizado con los ya habituales cánticos y bailes de los niños en el espacio que hay justo detrás de las porterías.
Tras dos días intensos de trabajo, descanso para Calvin Marlin, que continúa evolucionando satisfactoriamente de su lesión de pubis.
Desde mi hamaca de la piscina del hotel, recostado y abrigado, con mis habituales auriculares y escuchando “Come what may” de la banda sonora de la película “Moulin Rouge”, el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: El entrañable Denis Onyango con su habitual sonrisa esta misma mañana, tras la finalización de la sesión de entrenamiento. Como os he comentado en más de una ocasión, uno de los porteros más humildes y amables a los cuales he tenido la oportunidad de entrenar. Un tipo con muchas pero que muchas posibilidades y una línea de portero que me encanta, con una presencia y un “poso” más que espectacular.

 

Comments are closed.