De vuelta en la habitación 367 del hotel Royal Swazi Spa de Mbabane

Tras pasar la frontera y la obligada revisión de los pasaportes, ya estamos en nuestro hotel de concentración de Suazilandia. Día triste para el goalkeeper coach de Sundowns que tras abrir la maleta ha podido comprobar que su libro favorito “Aplícate el cuento” se ha quedado en el hotel Ingwenyama de Nelspruit.
En contrapartida, al vaciar los bolsillos me he dado cuenta de que me he traído conmigo la llave de la habitación que estaba ocupando, la F18. La verdad, no se cómo no he podido apreciar que la llevaba en el bolsillo. ¡Si es cómo la llave de un calabozo! Si me llego a caer a un río portándola, me ahogo seguro.
Hoy a las 16:00 horas de la tarde, nueva sesión de entrenamiento. Regenerativo para Denis Onyango y Wayne Sandilands y 40 minutos de trabajo específico para Calvin Marlin y el joven Xolani Ngcobo.
A propósito del libro, como le he oído decir a mi padre en más de una ocasión “Menos la muerte, todo tiene solución”. Espero que un seguidor de la aventura, que vendrá a conocer el País de Nunca Jamás de primera mano a principios de agosto, tome buena cuenta del problema y le ponga solución.
Desde su habitación en el Royal Swazi Spa de Mbabane, triste por la pérdida del libro regalo de una seguidora de la aventura llamada Alicia González y a la cual no tiene el placer de conocer personalmente, el señor Sweetman, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: El habitual lugar de paseo del goalkeeper coach de Sundowns durante su stage de pretemporada en el hotel de concentración en Suazilandia.

Comments are closed.