Tras la vuelta, día de reencuentro con mi querida amiga Welheminah

Tras tres semanas de gira, algo que se dice pronto pero es solamente una semana menos del tiempo que dispuse de vacaciones en España, comienza de nuevo la rutina con la vuelta a la normalidad.
La primera cara conocida que he visto ha sido la de la asistenta de mi casa, mi querida Welheminah. A eso de las 09:00 horas de la mañana ya estaba en casa. Es el tercer año que viene haciendo este trabajo aunque en un comienzo disponía de otra persona.
A mi llegada a Melrose Arch, allá por 2010, la agencia encargo las funciones a otra asistenta, algo seria, seca, la cual no me inspiraba confianza. Tras algunos meses, debido a sus asuntos personales, debió de ausentarse un día y la inmobiliaria envió a Welheminah a hacer su trabajo. Fue verla, y decirle a la agencia que quería que ella continuase haciendo el trabajo y ¡Hasta ahora!
No conozco a su hijo pero seguro que si lo viera por la calle lo reconocería, pues lo llevo vistiendo con mis “Terribles camisas y pantalones” durante una buena temporada, incluso cazadoras y zapatos. Me imagino que estara hecho un “Dandy” por ahí.
En cuanto a lo deportivo, dispondremos de dos día libres, necesarios a todas luces para todos. Por cierto, durante el día de hoy espero subir la priméra parte de “Una mañana de trabajo en el Reino de Suazilandia” en la cual incluyo una sesión de entrenamiento.
Desde Johannesburgo, comenzando mi vuelta a la normalidad en el gimnasio Virgin Active de Melrose Arch, como siempre con amor, mucho amor, el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Wilheminah, la humilde y amable asistenta de mi hogar, esta misma mañana en mi apartamento de Melrose Arch.

Comments are closed.