La familia Sundowns ya esta en el hotel Southern Sun de Pretoria

Tras la sesión de entrenamiento de hoy, realizada a las 10:15 horas de la mañana, ya estamos en nuestro habitual hotel de concentración de Pretoria, el Southern Sun. Todo listo para el partido de cuartos de final de la MTN8 Cup que disputaremos mañana a las 15:00 de la tarde frente a Kaizer Chiefs en el Loftus Stadium.
En cuanto a los otros emparejamientos, Orlando Pirates ganó ayer por la noche su partido frente a Bloemfontein Celtic con el resultado de 1 a 0, con un gol conseguido a falta de 8 minutos para el final de partido y de penalty.
El Supersport United, en partido finalizado hace escasamente media hora, acaba de pasar la eliminatoria tras vencer al Free State Stars por 2 goles a 1.
En cuanto a la sesión de entrenamiento de hoy y tal y como os comentaba ayer mismo, acciones de técnica aplicada para mi particular “Ejército de la Tinieblas” por espacio de 25 minutos. Llegamos al partido en un buen estado de forma tras haber completado una excelente semana de entrenamientos en cuanto a contenidos y en cuanto cargas.
La cena esta prevista para las 19:00 de la noche. Tras finalizar, disfrutaré de unos instantes como mi “entrañable” familia Sudáfrica que contará con la baja de Sidney tras haber facellido el mes pasado.
Como todas las noches de concentración, me sentaré junto a ellos, rodeando una mesa de la recepción y escribiré un artículo para el área de metodología de la web mientras ellos toman el té y dialogan empleando un “mix” de lenguas africanas.

Desde el jardín del hotel Southern Sun de Pretoria, como siempre con amor, mucho amor, Jon Pascua Ibarrola.

Foto: Con Mary, a la que no veía desde hace más o menos dos meses. Es la encargada de la limpieza de las habitaciones de la sexta planta del hotel. La planta en la cual solamente se hospeda el cuerpo técnico y a la cual únicamente se tiene acceso mediante una tarjeta magnética que hay que introducir en una ranura habilitada para ello en el ascensor. Es casi como familia, la veo cada 15 días desde hace algo más de dos años. En cuanto me ha visto, ha venido directa a abrazarme. ¡Como se agradecen las muestras de cariño!

 

Comments are closed.