Curiosidades de la conducción en la ciudad de Johannesburgo (1ª Parte)

Los grandes enigmas y misterios de la Mbombela Super Cup (2ª Parte)
martes 14 agosto, 2012
Curiosidades de la conducción en la ciudad de Johannesburgo (2ª Parte)
lunes 10 septiembre, 2012

Curiosidades de la conducción en la ciudad de Johannesburgo (1ª Parte)

Cuando uno coge las maletas y comienza una nueva vida en otro país, al poco tiempo es capaz de observar que muchas cosas funcionan de una manera diferente. Si además uno cambia de continente, las diferencias en el funcionamiento son aún mucho mayores.
Una de las cosas más curiosas y que más me llamó la atención a mi llegada a este país fue la conducción. Uno de los cambios más notables es que se conduce por la izquierda, o que el carril rápido en las autopístas es el derecho o que las rotondas por ejemplo, hay que cogerlas al revés.
Otro de los grandes caballos de batalla son los semáforos, que estan colocados de una manera diferente y a menudo pueden dar lugar a equívocos, sobre todo cuando uno esta acostumbrado a conducir en España. Aunque los colores funcionan de la misma manera, el color verde no garantiza el que uno tenga prioridad ¡Es algo que dicen en tono jocoso hasta los mismos sudafricanos!
Aunque el semáforo este en verde, lo mejor es aminorar la velocidad y mirar a un lado y otro de la carretera para no llevarse un disgusto. Eso si, siempre y cuando estén en “activo” pues en muchas ocasiones no funcionan y se encuentran en “ambar” durante toda la mañana, toda la tarde, toda la noche, o durante todo el día. En estos casos aunque parezca mentira, la organización en las intersecciones es perfecta, tiene prioridad el vehículo que antes llega al cruce y se acabó el problema.
En cuanto a la inspección técnica de vehículos, la famosa ITV española, aquí no es obligatoria, si el coche arranca y puede circular, es más que suficiente ¿El seguro? Pues la verdad, no se ni si quiera si es obligatorio pero lo que se, tras hablar con varios conductores algunos de ellos extranjeros, es que hay muchas personas que no lo contratan.
¿El límite de velocidad? Lo que realmente pueda dar el coche, hay veces que uno no es capaz ni de ver el vechículo por el cual es adelantado debido a la velocidad que éste lleva y en otras ocasiones se puede hasta contar el número de veces que giran las ruedas del coche al que te encuentras adelantando. Y digo coche, por llamar a éstos últimos de alguna manera pues hay auténticas “chatarras rodantes” en circulación.
¿La manera de transportar la carga? Eso si que es impresionante, con un par de cuerdas y atando las cosas de “aquellas maneras”, es más que suficiente. ¿En cuanto al número de personas que pueden ir en un vehículo? Es sencillamente ilimitado. Es muy habitual ver camionetas o “pick ups” con la zona de carga al aire libre repleta de personas, que se sitúan de pie, tumbadas o sentadas sin seguridad ninguna. No se si esto será legal o no, pero lo que si he podido comprobar es que esta permitido por la policía.
En algunas ocasiones incluso, he visto hasta furgonetas que circulan con el portón trasero abierto, para que todas las personas que viajan en su interior tengan la posibilidad de respirar. Creo sinceramente que si no circularan de esa manera muchos de sus pasajeros morirían por asfixia, pues a menudo es incontable en número de personas que viajan en su interior, apretadas, y prácticamente sin poder respirar con normalidad.
Todo lo comentado en esta primera parte de las dos que componen la nota que habéis podido leer aquí, es parte también de mi día a día en África, una de las experiencias y aventuras más interesantes y apasionantes de mi vida. ¡No os perdáis la segunda parte de la nota! Promete, y mucho.
Jon Pascua Ibarrola
Viernes 24 de agosto de 2012, Johannesburgo (Sudáfrica)

Comments are closed.