En los momentos difíciles no hay nada mejor que una buena sonrisa

Tras nuestra eliminación en las semifinales de la MTN8 Cup de manos de Moroka Swallows, de nuevo ha salido el sol por la mañana en nuestra Ciudad Deportiva de Chloorkop. La madre naturaleza no tiene en cuenta las victorias, ni por supuesto las derrotas, por lo que día a día y pase lo que pase, todo sigue su curso.
En días como el de hoy, cuando las cosas vienen torcidas y mál dadas, es cuando más valor tiene una sonrisa. Especialmente en un país como Sudáfrica, con unas connotaciones culturales muy peculiares debido a un pasado complicado, creo que es la mejor manera de mostrarse cercano y comunicarse positívamente con los demás sin tener la necesidad de hablar.
Hay días cómo el de hoy que no hace falta decir mucho, hay días como el de hoy, que más que hablar, lo que hay que hacer es sonreir. Una sonrisa tipo “Ayer perdimos, estamos eliminados de la MTN8 Cup, pero el domingo volveremos a disputar un nuevo partido y hay que ganarlo”.
Regenerativo para Wayne Sandilands y tareas integradas con el grupo para Denis Onyango. Hoy no he tenido ni media ración de fuerza explosiva, ni motricidad, ni velocidad para él, hoy simplemente hemos pasado los 15 minutos de calentamiento “calentando”, sin objetivo específico ninguno más que el de calentar para entrar con el grupo en las mejores condiciones posibles.
Hay días que “entrenando” no se gana nada. Hoy, era uno de esos días. Tán solo por salud mental, y no hablo de la mía, hoy he preferido no apretar. No hubiera ganado absolutamente nada.
Tras el día libre de mañana martes, la vuelta a los entrenamientos esta prevista para el miércoles a las 10:15 de la mañana. Les he comentado que vengan con toda esa energía que tanto me apasiona porque realmente vamos a trabajar y dar comienzo a la semana con la mejor actitud posible. Tras la sesión de entrenamiento de hoy y un larguísima reunión, he llegado a mi hogar dulce hogar de Melrose Arch sobre las 18:00 horas de la tarde. En breves, una buena película y a dormir. Hay días como el de hoy, en los cuales me encanta estar en casa. Desde Johannesburgo (Sudáfrica) como siempre con amor, mucho amor, Jon Pascua Ibarrola. ¡Buenas noches a todos!
Foto: Hoy no podía ser de otra manera, tenía que poner esta foto “si o si”. La sonrisa del bueno de Denis Onyango, natural de Uganda y uno de los componentes de mi particular “Ejército de las Tinieblas”. Si realmente la mirada, los ojos y la cara, son el reflejo del alma, os podéis hacer una idea de lo que significa para mi esa sonrisa. 

Comments are closed.