El atraco “sin piedad” del que fui víctima en el reino de Suazilandia

Durante nuestra pretemporada en Suazilandia, el mes de julio pasado, fui víctima de mi primer atraco en Africa. Fue concretamente un viernes 27 de julio, el día que partíamos de vuelta para Sudáfrica.
Durante mi estancia en el hotel, mi “linea” de teléfono sudáfrica no tenía cobertura, así que tuve que realizar algunas llamadas a España a través de la línea fija del hotel. Fueron exactamente seis conexiones, realizadas entre los días 15 y 25. Al acudir recepción a realizar el “Check out” y solicitar la fáctura por las llamadas que había realizado fue cuando me dejaron de piedra.
Fueron mas o menos 1.743, rands, unos 174 euros al cambio para que os hagais una idea. A pesar de que habitualmente suelo realizar llamadas a España desde Sudáfrica, por lo que conozco más o menos el importe de éstas conferencias, nunca me hubiera imaginado que el importe habría sido tan elevado. También es verdad que habiéndolo sabido, las hubiera realizado así que “sarna con gusto no pica”.
Fui motivo de bromas durante unos cuantos días, sobre todo de Johan Neeskens, que durante las comidas no paraba de preguntame ¿tienes que realizar hoy alguna llamada? “No coach, ya no me queda dinero”, le contestaba. Es lo que tiene el Royal Suazi Spa de Sualizandia, que no perdona ni al goalkeeper coach de Sundowns. Les comenté aquello de que me llaman “Sweetman” pero no “coló”.
Ahí la tenéis, la prueba del delito, la factura del atraco del que fui víctima durante nuestra pretemporada en el Reino de Suazilandia. Desde mi hogar dulce hogar de Melrose Arch en Johannesburgo (Sudáfrica), a punto de dirigirme al gimnasio Virgin Active de Melrose Arch para realizar una habitual sesión de “chapa y pintura”, el goalkkeper coach de Sundowns.
Para los que no habeis tenido la oportunidad de conocer el lugar donde realizo mis habituales sesiones de “chapa y pintura”, os dejo unas cuantas fotos del lugar, del gimnasio Virgin Active de Melrose Arch.

Comments are closed.