La importancia de saber la actitud con la que afrontar nuestro trabajo

El peso del arco de San Mamés, ojala desaparezca con el estadio
miércoles 26 septiembre, 2012
Los inolvidables recuerdos de la Mopani Mayoral Cup (julio 2012)
miércoles 17 octubre, 2012

La importancia de saber la actitud con la que afrontar nuestro trabajo

En el gimnasio Virgin Active de Melrose Arch dando comienzo a lo que seguramente volverá a ser un día muy largo. A las 06:00 de la mañana se ha despertado el goalkeeper coach de Sundowns. La sesión de entrenamiento de hoy esta programada para las 15:00 horas de la tarde pero me gustaría estar por el club sobre las 12:00 o 13:00 horas del mediodía a más tardar.
Juego aéreo para el día de hoy tras ayer haber realizado el día de ayer otro tipo de tarea. Normalmente siempre trabajo el juego aéreo dos días antes de la competición pero como tres días antes me vi obligado a meter una sesión de fuerza explosiva, consideré que eran ya suficientes impulsiones.
No obstante, el miércoles realicé media sesión de fuerza explosiva, pensando también que el jueves, por ayer, podría trabajar el juego aéreo. Observando la situación, decidí entonces ayer, antes de la sesión, preguntar a los porteros la posibilidad de dejar esta semana el juego aéreo para el día previo al partido y como les pareció correcto nos dedicamos a trabajar el uno contra uno durante los aproximadamente 15 minutos de que dispuse.
Como podéis ver, el tiempo de entrenamiento específico con los porteros esta siempre esta muy pero que muy ajustado. Y digo “les pregunte”, porque me gusta hacerlo y porque es parte de la actitud con la que afronto mi trabajo.
Veo mi trabajo desde el punto de vista de que soy la persona responsable de un grupo y en cierta manera lo dirijo o lidero, pero siempre abierto a sus consideraciones para que todos y cada uno de nosotros nos sintamos partícipes y responsables de la marcha de este pequeño “grupo” que formamos al que yo llamo mi particular “Ejército de las Tinieblas”.
Es importante además, aceptar el hecho de que lo queramos o no, estamos al servicio de nuestros jugadores, y tener la suficiente humildad para aceptarlo y trabajar por y para ellos. Pensar que ellos son los que tienen que hacer el trabajo para nosotros considero que es un gran error. Perdón, considero que sería un gran error por mi parte, porque cada uno es libre de afrontar las relaciones como quiera y de tener la actitud que considere oportuna en su trabajo. Indudablemente yo no soy quién para decir a nadie como se deben hacer las cosas. Es tan solo una opinión personal.
Personalmente considero que “ellos” son la parte más importante de todo esto. Ellos tienen la llave de los resultados. Algun día, con algo más de tiempo, escribiré un artículo sobre esto, sobre lo que considero debe de ser la relación entre los porteros y el entrenador de porteros. Añadiendo unos cuantos ejemplos de situaciones que se pueden ir dando, positivas y negativas, y la forma de afrontarlas y trabajarlas, junto con los aspectos positivos y negativos de esta particular actitud de afrontar el trabajo.
En estos momentos me encuentro tomándome un café “asesino” de mi camarero favorito, que es el único seguidor de Sundowns de todos los que trabajan en la cafetería del gimnasio. Es un café fortísimo, pero tan sólo por ver su cara de felicidad cuando me lo sirve hace que me parezca hasta “suave”. En cuanto lo termine y suba las escaleras a la primera planta del gimansio, que es donde se encuentran las máquinas de musculación ¡Estaré como una auténtica moto!
Tras finalizar la sesión de “chapa y pintura” me iré directo al club ¿Por qué tan pronto? Pues porque me quiero dar un paseo por las instalaciones y tener unos momentos de “vida interior” en compañía de la música procedente de mi Blackberry.
Quizás penséis que esto nada tiene que ver con el fútbol, pero os aseguro que si tiene que ver ¡Y mucho! Porque son esos momentos, los de “vida interior”, los que hacen que cada vez uno sea un poquito mejor como entrenador.
Ahora voy a despedir esta “peculiar” nota del blog como lo hago habitualmente en todas y cada una de las noticias de mi web personal. Desde mi segundo hogar, el gimnasio Virgin Active de Melrose Arch, desde este maravilloso otro lado del mundo al que yo llamo el “Reino de los Cielos” o el “País de Nunca Jamás”, como siempre con amor mucho amor, el goalkeeper coach de Sundowns. ¡Buenos días a todos! Deseo paséis un gran fin de semana de todo corazón.
Jon Pascua Ibarrola
Viernes 5 de octubre de 2012, Johannesburgo (Sudáfrica)

Comments are closed.