De nuevo sin mi particular “Ejército de las Tinieblas” ¡Otra vez sin trabajo!

Vuelta a los entrenamientos con la ausencia de los internacionales en una mañana fría y ligeramente lluviosa. De nuevo sin mi particular “Ejército de las Tinieblas” y sin trabajo, pues en estos momentos Wayne Sandilands se encuentra en Polonia y Denis Onyango en Uganda, ambos atendiendo sus compromisos con sus respectivas selecciones.
Bajón de temperatura y cambio de clima, hemos pasado del sol y los más de 32 grados de ayer a las nubes, viento, lluvia y los escasos 12 grados del día de hoy. ¡Casi nada! Hoy he tenido una grata sorpresa durante la sesión de hoy pues tras hablar con el doctor y nuestro readaptador, me han “dejado” trabajar un poquito con Calvin Marlin.
Sigue con su proceso de recuperación y hoy era la primera vez que se ponía los guantes y tocaba un balón con las manos tras aproximadamente seis semanas en el dique seco. Sencillas tareas de desplazamientos, motricidad y blocajes de manos de baja intensidad y dificultad por espacio de 30 minutos.
La frase del día de hoy: “Quienes hablan mal de ti, probablemente es porque no tienen nada bueno que decir de ellos mismos”. O eso, o porque están muertos de envídia, como me dijo un amigo hace unos días: “Mira, uno como persona esta lleno de defectos pero afortunadamente Dios me iluminó con un don, el de no conocer que es la envida. Vivo con esa inmensa suerte”.
 
Desde este maravilloso otro lado del mundo, en el cual continúo disfrutando de la aventura a pesar de la situación y como siempre con amor mucho amor, el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Scapie, uno de nuestros encargados de material. A la edad de 25 años ya tiene un hijo de 1 año y 3 meses. Seguro que ahora vais comprendiendo mejor porque les extraña a todos que a la edad de 40 años el goalkeeper coach de Sundowns no haya todavía procreado. Por cierto, en la foto me recuerda a las señoras mayores de mi pueblo, Bermeo, cuando las veía con aquellas bolsas de plástico en la cabeza protegiendo sus peinados de “peluquería” a nada que caían tres gotas de lluvia.

Comments are closed.