Con todo listo y preparado para volar mañana hacia Ciudad del Cabo

Todo listo para volar mañana por la mañana hacia Ciudad del Cabo con el objetivo de disputar este mismo sábado, la 8ª jornada de liga frente al Ajax Cape Town. En estos momentos en el gimnasio Virgin Active de Melrose Arch, al cual he acudido para una de mis habituales sesiones de “chapa y pintura”.
Creo que no va a poder ser ¿Por qué? Pues porque me he olvidado la bolsa de deporte en casa. ¡Cuando mi padre lo lea! En mi etapa de jugador siempre me decía que algún día olvidaría las botas en casa. Eso nunca sucedió pero lo que si pasó es que una vez me llevé dos botas derechas al partido. Menos mal que jugábamos en casa y mi padre estaba a sólo 25 minutos del estadio y me las pudo traer.
Otra de mis curiosas “andanzas” es que una vez jugué con media pinza en la bota, bajo la plantilla. Antes de salir al campo cambié los tacos mil y una veces, incluso tras el calentamiento y también en el descanso del partido, pero no había manera ¡Que dolor! 90 minutos jugando de aquellas maneras. En aquel entonces tenía apenas 13 o 14 años. Me di cuenta del problema al partido siguiente. Cuando me volví a poner las mismas botas y sentir de nuevo aquel dolor, fue entonces cuando me dije: “Aquí pasa algo”. Se me ocurrió quitar la plantilla y ¡Zas! La media pinza estaba debajo.
Os lo cuento en confianza, que no corra la voz ni salga de aquí. La verdad, me va mucho mejor como entrenador pues lo tengo todo más o menos lo que se dice controlado. Desde mi segundo hogar, el gimnasio Virgin Active de Melrose Arch como siempre con amor mucho amor, Jon Pascua Ibarrola. Por cierto, y antes de que se me olvide ¡Muy buenas noches a todos!
Foto: Con una de las camareras del “Red Rabbit”, el restaurante donde he almorzado hoy. Una chica procedente de Zimbabwe que lleva en Sudáfrica algo más de 6 años. Al principio me dijo que era de Kenia pero le dije que era imposible, porque contestó todos mis saludos en la lengua zulú. Finalmente reconoció que era de Zimbabwe, país en que sus habitantes hablan el Ndebele, que es muy parecido al zulú, por lo que también lo manejan. 
Para todos aquellos que todavía no hayan tenido oportunidad de ver el que es mi segundo hogar en Melrose Arch, adjunto un enlace al álbum de fotos de este espectacular gimnasio.

Comments are closed.