El momento gracioso de la semana con Onyango y el nadador de Kenia

Sucedió el fin de semana pasado, durante nuestra concentración en la ciudad de Durban para la disputa del partido de cuartos de final frente de la Telkom Knockout Cup frente al Amazulu. Fue cocretamente el sábado día 3 de noviembre, el día del partido.
Denis Oniango, Wayne Sandilands, algunos jugadores más y yo nos encontrábamos viendo la televisión mientras esperábamos a que el resto de jugadores bajaran al comedor para dar comienzo al desayuno. Lo que estábamos observando eran concrétamente los últimos 25 metros de una prueba de natación que estaban reproducciendo en un canal de deportes.
Cuando los nadadores llegarón a la “meta” ¡Gran sorpresa! En el vídeo marcador apareció “Kenia” como el país de procedencia del ganador. Fue entonces cuando Denis Onyango dijo:
– ¡Si! Por fin, ya era hora que un hombre negro ganara una prueba de natación.
Cuando las cámaras enfocaron al nadador, para sorpresa de todos, observamos que era ¡Un hombre blanco! Todos los que estábamos en el comedor, comenzamos a reírnos. El nadador en cuestión era Jason Edward Dunford, nacido el 28 de noviembre de 1986 en Nairobi (Kenia), al cual podéis ver en las fotos.
Sus especialidades son el estilo mariposa y el estilo libre. Ha sido campeón africano, ha ganado la medalla de oro en los Juegos Panafricanos, ha sido finalista del Campeonato Mundial de Natación y finalista olímpico.
Muchos de sus logros no tienen precedentes en la historia de la natación keniana y es un hombre que pertenece a la minoría blanca de Kenia.
La frase del día de hoy: “Un hombre que no se alimenta de sus sueños, envejece pronto”. William Shakespeare. Os aseguro que mis canas en el pelo y en la barba nada tienen que ver con esto a pesar de que yo ya cumplí uno de los míos. ¿Cual? El de poder ganarme la vida con el fútbol.
Recuerdo que ese siempre era mi sueño cuando era algo más joven y apenas era un adolescente. Cuando tenía que pedir un deseo, siempre pedía el mismo: “Que tenga la oportunidad y que sea capaz de poder vivir del fútbol”. Al final lo cumplí, no como jugador pero si como técnico.
Ha sido una larga espera, un largo camino y porque no decirlo, un duro recorrido. Donde a menudo las decepciones sufridas en lo que es este “mundillo” han hecho que se me caída un “mito” y ya no lo veo tan noble, puro y cristalino cómo lo hacia cuando apenas era el adolescente aquel del que os hablaba. Aún así, me quedo con éste, porque al menos ¡Ya se donde me muevo!
Desde la calurosa ciudad de Pretoria (Sudáfrica), pues el termómetro siempre supera en 2 o 3 grados la temperatura marcada en Johannesburgo, como siempre con amor, mucho amor, el goalkeeper coach de Sundowns, también conocido como “Sweetman” o Jon Pascua Ibarrola.

Comments are closed.