Mi particular Ejército de las Tinieblas ya está de nuevo al completo

Tras la vuelta a los entrenamientos de Calvin Marlin después de haberse recuperado totalmente de su operación de pubis, complicada con una hernia, mi particular “Ejército de las Tinieblas” esta de nuevo al completo. Contento por tenerlos a todos de nuevo con el grupo, aunque para deciros la verdad, me esta costando acostumbrarme.
Cuando realizamos las típicas series de voleas para calentar las manos por ejemplo, me olvido de que ahora trabajo con tres y tras finalizar con Wayne y Denis paso directamente al siguiente ejercicio sin tener en cuenta a Calvin Marlin. Es entonces cuando me dicen “¡Buenos días coach! Ahora somos tres”, bromeando sobre mi perdonable “despiste”.
Me alegro especialmente por Calvin Marlin, porque a sus 37 años de edad sigue siendo un ejemplo para todos con una profesionalidad exquisita. Este año ha pasado a ser nuestro tercer portero, perdiendo la plaza de segundo que ocupaba durante la temporada pasada, y asume perfectamente su rol.
Él es también uno de los secretos de que esto, me refiero a nuestro particular “Ejército”, funcione. Tanto como lo son los demás, todos ellos con unas personalidades diferentes pero muy respetuosos el uno con el otro y siempre pensando en el colectivo en lugar de su situación personal. Volviendo a Calvin Marlin, si la temporada que viene continuara también aquí en Sundowns lo quiero nuevamente en el grupo, y no pienso mirar su documento nacional de identidad, sinceramente me da lo mismo.
Mientras siga conservando esa profesionalidad, compromiso y mentalidad de equipo voy a estar siempre detrás para avalarlo. Y no es cerrar las puertas a un joven valor, es más bien todo lo contrario, poner el nivel alto para que el que venga por detrás sepa lo que tiene que superar. Ser un componente del “Ejército de las Tinieblas” tiene que tener un valor especial y tanto Wayne, Denis como Calvin, deben de ser una referencia.
A menudo, cuando vienen porteros de prueba y se unen al grupo, éstos miran a nuestros porteros profesionales como vacas al tren, la diferencia es tan grande que ellos mismos se dan cuenta de que no van a volver. Eso es para mí poner el listón alto, es cómo decir: “Ahí los tienes, estos son el ejército de las tinieblas, demuéstrales lo que puedes hacer y porque puedes pertenecer a este grupo”. Y todavía a día de hoy, Calvin sigue siendo un “valor” seguro y demostrando el porque todavía sigue aquí.  Desde el gimnasio Virgin Active de Melrose Arch, agradecido y orgulloso del gran grupo de trabajo que tengo y lo que disfruto día a día con ellos, como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Con mi particular “Ejército de las Tinieblas” durante una intensísima sesión de fuerza. Como véis, las sonrisas siempre están presentes mientras hacemos nuestro trabajo. Pase lo que pase y estemos en la situación que estemos, considero que tengo que hacer siempre lo posible para mantener día a día este ambiente de trabajo. Entre otras muchas cosas, este es parte del secreto para que las cosas funcionen.

Comments are closed.