Tras cerca de una hora de avión ya estamos en Bloemfontein (Free State)

Tras prácticamente una hora de avión ya estamos en la ciudad de Bloemfontein, que en Afrikáans quiere decir “Fuente de Flores”. Es junto con Pretoria y Johannesburgo una de las tres capitales de Sudáfrica, concretamente la “Judicial”. Así como también la capital de la provincia del Estado Libre (Free State).
Mañana disputaremo en esta ciudad la 12ª jornada de liga frente al Bloemfontein Celtic, equipo al cual nos volveremos a medir la semana que viene en la final de la Telkom Knockout Cup. Tras aterrizar y un breve trayecto en autobús de apenas 20 minutos ya estamos en el hotel Southern Sun.
Un hotel en el cual lo mejor es hacerse con un mapa de las habitaciones o alquilar un taxi para atrevesar sus larguísimos pasillos. ¡No he visto cosa igual en la vida! Para llegar al comedor tendré que salir de la habitación 15 minutos antes de la hora prevista para la cena. Y ¿aún así? Pues que queréis que os diga ¡Voy a llegar justito!
La sesión de hoy ha transcurrido con normalidad, he dispuesto de 25 minutos con mi particular “Ejército de las Tinieblas” en los cuales he trabajado el juego aéreo con inicio de juego ofensivo mediante pase de mano y de volea, y unas cuantas situaciones de técnica aplicada de juego con los pies, en espacios y distancias reales.
En estos momentos con todo listo para mañana voy a aprovechar mi estancia aquí para terminar un artículo del área de metodología de la web titulado “La utilización del material en la sesión de entrenamiento” el cual tengo a medio acabar. Me gustaría poder publicarlo a principios de la semana que viene, junto con una nueva sesión de entrenamiento y otro de mis habituales análisis de alguna situación táctica interesante.
Hoy no habrá charla táctica con Wayne Sandilands, los dos últimos partidos que ha jugado han sido tan “limpios” que a pesar de buscar siempre alguna cosita que se puede hacer mejor prefiero “dejarlo como esta” o “no tocarlo” porque sinceramente, lo veo a un nivel buenísimo y hay veces que es mejor que “corra el aire”. Lo hablamos entre los dos, en estos dos partidos la conversación ha sido la siguiente:
-Wayne, tengo el partido ya hecho, todo muy bien ¿Quieres verlo?
-Como tú quieras coach, si ves que tienes que decirme algo importante que hayas visto que no te haya gustado bien pero si no es así y si es por mi no hace falta, me contesta.
– Perfecto, así me puedo comer el postre de la cena tranquilo, le digo.
Indudablemente siempre hay alguna cosita que si miramos con detalle, pues se puede hacer mejor, pero cuando lo veo seguro y convencido de que esta en el buen camino, como en estos dos últimos partidos, prefiero dejarlo cómo esta. No quiero tampoco que las correcciones pierdan su valor, el tiempo que pasamos juntos analizando tiene que ser de calidad y no de cantidad.
Indudablemente en la etapa de formación mi comportamiento sería totalmente diferente pero en rendimiento, con cada portero funciona de una manera y todo es buscar un punto de encuentro.
La frase de la tarde de hoy: “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: La fuerza de la voluntad” (Albert Einstein). Desde la habitación 153 del hotel Southern Sun de Bloemfonein como siempre con amor mucho amor, el goalkeeper coach de Sundowns.
Fotos: La habitación 153, la que estoy ocupando en estos momentos (arriba) y mi nuevo ordenador HP de la serie Mini, con el artículo “La utilización del material en la sesión de entrenamiento”, ya casi finalizado.

Comments are closed.