Lo de mi familia es como lo de la Mastercard ¡No tiene precio!

Que estés concentrado en un hotel esperando la hora para acuidir a un estadio para jugar una final de Copa y veas esta foto en el facebook de tu hermano es como lo de la Mastercar ¡No tiene precio! Ahí están, desde Bermeo, el lugar donde yo nací, capital de Euskadí y una de las ciudades más importantes de Europa, conocida también a nivel mundial por ese “Txo” que los oriundos de la villa marinera empleamos para dirigirnos a alguien.
Como dice la leyenda, hay tres grandes razas: “Blancos, negros y bermeanos”. Nosotros por la gracia de Dios, tenemos la suerte de pertenecer a esta última. En breves abandonaré el hotel de concentración para acudir al estadio y participar en la que será mi segunda final de un torneo de Copa en este país. La frase de la tarde de hoy: “La verdadera medida del hombre no la da su actitud en momentos de fortuna o bienestar, sino cuando se enfrenta a las adversidades de la vida” (Martin Luther King).
Antes de que se me olvide, comentaros que en mi casa tengo fama de “cenizo”, de no tener ni una “pizca” de suerte, siempre me toman el pelo por ello. En muchas ocasiones comienzo a pensar que tienen un poco de razón porque en esos momentos puntuales en los cuales necesitas un poco de fortuna, ésta, siempre me esquiva. Hoy no voy a dejar que lo haga, voy a correr detrás, hasta alcanzarla, porque esta final de Copa, quiero y deseo ganarla.
Desde el hotel Garden Court Umhlanga de la ciudad de Durban como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Mi padre y mi hermano con los brazos en alto, las manos arriba, con los dedos índices señalando el cielo ¡The Sky is The Limit! Por cierto brother, ganemos o no, vas a tener tus vacaciones a Ibiza una vez más pagadas. La foto bien lo merece.

Comments are closed.