Entrevista sobre mi visión personal del fútbol y mi filosofía de vida

Los inolvidables recuerdos de la Mopani Mayoral Cup (julio 2012)
miércoles 17 octubre, 2012
Lo que significó para mi jugar la final de la Telkom Knockout Cup 2012
domingo 23 diciembre, 2012

Entrevista sobre mi visión personal del fútbol y mi filosofía de vida

El 22 de octubre de 2012  tuve la oportunidad de conceder a Soloporteros.com la que seguramente ha sido una de las entrevistas más extensas e interesantes que jamás me hayan realizado. Una entrevista en la cual expongo cual es mi visión personal del fútbol y de mi filosofía de vida que no podía faltar en la web. Es por esta razón que he decidido copiarla íntegra y publicarla como una nota de mi blog personal. Ojala pueda seguir viviendo el fútbol de la misma manera durante mucho tiempo y no cambiar nunca mi forma de ver las cosas.  Para todos aquellos que no tuvieron la oportunidad de leerla, aquí la tenéis.
Comienzas a jugar con 11 años de portero en el equipo de tu pueblo, el Bermeo FC, ¿Qué te impulsa a ponerte debajo de la portería? ¿Quién fue tu referente como portero?
Pues sinceramente, no había nadie que lo hiciera mejor en el colegio, yo siempre quise ser lateral derecho pero no me quedó otra. Jugábamos campeonatos inter-escolares y teníamos más posibilidades de ganar si yo jugaba de portero ¡Ya ves! Al final pues me terminó gustando y ahí me quedé. Mi referente por aquel entonces, como para muchos de los nacidos en las generaciones próximas al 72 fue Arconada.
Cuéntanos un poco más sobre tu trayectoria deportiva.
 
Bueno, no hay tampoco mucho que contar, una trayectoria normal, como la del cualquier jugador semiprofesional que paso casi toda su carrera entre equipos de tercera y segunda división B. Lo más destacable es que pasé por dos filiales, Zaragoza B y Alaves B, y que jugué en todas las categorías del fútbol español excepto en las dos mas importantes, primera y segunda división.
¿En qué momento de tu carrera tuviste por primera vez la figura específica del entrenador de porteros?
 
Yo creo que no tuve nunca lo que se dice un entrenador de porteros, pero si alguien que venía un día a la semana o cuando podía, a echarnos una mano. Tan sólo en el Deportivo Alavés, que por aquel entonces estaba en primera, cuando entrenaba con la primera plantilla y a la edad de 27 años, dispuse por primera vez de alguien que trabajaba exclusivamente para los porteros y formaba parte del cuerpo técnico del equipo.
¿Cómo hacíais el trabajo específico en esa época?
 
Pues el trabajo clásico de aquel entonces, tareas con mucha caída, el típico juego aéreo y poco más. Un trabajo base que te mantenía atendido, más orientado a eso que a la mejora propiamente dicha. Eran más o menos los comienzos y tampoco se había estudiado ni trabajado mucho con la figura del entrenador de porteros. Los conocimientos a nivel técnico táctico que teníamos los porteros de entones no eran ni la mitad de los que poseen actualmente los porteros de ahora así que tampoco éramos muy exigentes al respecto.
 
Con tener a alguien y sentirnos atendidos éramos felices pues siempre era mejor que no tener nada. Ahora en cambio, el portero actual sabe decirte si el trabajo que estas haciendo es o no es bueno para conseguir el objetivo para el que esta diseñado, eso te obliga a ser más exigente, a tener mucha capacidad autocrítica y a ser flexible con tu método de trabajo. La línea de entrenamiento debe de ser consensuada con tus porteros, ellos tienen la llave y entre ambos debemos de buscar un método de trabajo en el cual todas las partes no sintamos cómodas.
 
Desgraciadamente, las lesiones consiguen apartarte de los terrenos de juego con tan sólo 29 años pero, ¿Cuándo comienza la ilusión por entrenar a porteros?
¡Pues nada más dejarlo! Yo creo que ya durante mis últimos años comencé a estudiarme y a prestar más atención en lo que hacía, comenzaba a reflexionar sobre mis cualidades técnicas, tácticas, físicas y sobre todo en mi comportamiento en competición a nivel mental. Sinceramente, no me gustaba nada de lo que veía y ver que mi percepción de lo que yo era realmente como portero se quedaba en menos de la mitad de lo que yo quería ser me generaba mucha frustración.
 
Ya no disfrutaba, porque era consciente de mis debilidades y mis carencias, sin quererlo ya había comenzado a estar al otro lado. Futbolísticamente fue lo peor que me pudo pasar, tener una capacidad autocrítica hacia ti mismo tan grande. Mi lesión de osteopatía de pubis me lo puso muy fácil.
 
¿Para que me voy a operar? Pensé. Ya no tenía ningún objetivo como jugador porque realmente sabía hasta donde podía llegar, que era nada. Ya en ese mismo instante, pasé a ser entrenador. Y comencé de la misma manera que como jugador, desde más abajo. Ahora me siento muy orgulloso de ver hasta donde he llegado gracias a mi trabajo, y sobre todo saber que lo he hecho sin pisar a nadie.
¿Ha cambiado mucho la preparación de un portero desde tu época de jugador?
 
No tiene nada que ver, las comparaciones son odiosas. Mira, ahora mismo, con 40 años y entrenando un poco, creo que podría ser mejor portero de lo que era cuando estaba en activo. Entiendo mejor el juego y tengo la madurez necesaria para convivir mejor con mis virtudes y mis defectos.
 
Y en cuanto a la preparación, decirte que siempre oriente mi línea y mi metodología de trabajo a ser el entrenador de porteros que a mi me hubiera gustado tener. Es importante saber a donde quieres llegar y tener claro como quieres hacerlo. Yo creo que antes simplemente entrenábamos, pero sin una dirección ni sentido, tan solo nos preocupábamos de estar entrenados.
 
Ahora todo tiene un cómo y un porqué. Luego el fútbol también ha cambiado así que nos hemos visto obligados a evolucionar. ¡Como todo en esta vida! Como te quedes mirando la vida te pasa por delante sin darte cuenta.
Hace dos años, inicias una aventura fascinante marchando a entrenar al Mamelodi Sundows F.C, un equipo de la ciudad de Pretoria, en Sudáfrica. ¿Cómo fue esa llamada?
Había salido ya del Athletic Club de Bilbao y tras una temporada en el Club Deportivo Badajoz recibí la llamada de Antonio López y Miguel Martínez para firmar por Sundowns. Ya un año antes también me llamaron y hubo una posibilidad pero finalmente no pudo ser.
 
¿Te lo pensaste o desde el primer momento estabas convencido de seguir tu carrera al otro lado del charco?
No, no me lo pensé, no hubiera hecho falta ni hablar de dinero pero aún así la oferta económica era irrechazable. Ni hablaba Inglés ni había entrenado porteros profesionales de la etapa de “rendimiento” nunca en mi vida, pero tampoco me importaba. Sinceramente, estaba más preocupado del idioma que de otra cosa. Por suerte o por desgracia, tengo plena confianza en mi método de trabajo y en mis posibilidades, considero que tengo la capacidad suficiente para desarrollarlo a cualquier nivel. No me asusta ni el club, ni la liga ni el entrenador con el que vaya a trabajar.
 
Luego tengo también la inteligencia suficiente para saber cual es el lugar que ocupo dentro del cuerpo técnico del equipo, sin crearme ni más ni menos expectativas hacia el rol que debo desempeñar. Eso, es también muy importante. Se que estoy al servicio del entrenador y tengo claro cual es mi trabajo. Considero además que me amoldo fácilmente a mi grupo de trabajo, tengo buena capacidad de adaptación. Todo esto me llevó a decir que si, sin apenas pensarlo, no me hacia ninguna falta.
Viendo tus sesiones de entrenamiento, trabajas mucho la coordinación y la velocidad de desplazamiento pero… ¿qué condición consideras más importante y te gusta potenciar en un portero?
Es un cúmulo de muchas cosas, como tu bien dices, a nivel físico trabajo mucho la coordinación, la velocidad en los desplazamientos y la fuerza, pero es tan sólo una pequeña parte de mi método de trabajo. Es la que podéis ver en los vídeos que tengo en mi web personal porque es la más sencilla de grabar.
 
Por desgracia en nuestras instalaciones no tengo la posibilidad de grabar desde altura y eso limita mucho el que pueda mostrar otro tipo de  tareas. A nivel técnico soy también muy exigente, aunque no tanto en la etapa de rendimiento. Tengo un patrón técnico muy marcado, de hecho hace algo más de un año publiqué un libro en el cual desarrollaba dicho patrón por lo que tengo también muy claros los conceptos en ese aspecto.
 
Luego esta el aspecto táctico y el psicológico que para mi van de la mano. Quizás esta sea una de las áreas que mejor estoy trabajando en Sundowns, a pesar de que eso lo hago “detrás de las cámaras”. Para mi esto último esta siendo mi secreto en este club, muy por encima de todo lo que podéis ver en los vídeos.
 
No obstante para llegar a este punto en el que nos encontramos, ha habido mucho trabajo diario y prolongado en un espacio de tiempo determinado. A mi llegada me encontré con porteros que nunca habían trabajado ningún aspecto de ningún tipo, así que tuve la oportunidad de moldearlos a mi manera, mostrándoles mi percepción o idea de cómo debían de comportarse en los entrenamientos y en la competición y luego que fueran ellos los que decidieran a donde querían llegar.
 
Yo propuse y ellos aceptaron el reto. Como suele decirse “Les vendí la moto”. Y mira, el día que marche de aquí, estoy seguro que ellos seguirán en esta línea. Uno de los mejores recuerdos que me llevaré de Sudáfrica fue el del día que a Wayne Sandilands le entregaron el premio al mejor jugador de la temporada durante mi primer año en Sundowns. Era una gala televisada, al recibir la “estatuilla”, la puso en alto y dijo: “Quiero agradecer al entrenador Jon este premio, y darle las gracias por el impacto que ha tenido en mi vida personal y en mi carrera profesional”. ¡Que más se puede pedir! Es una frase corta y breve pero con un gran contenido que resume mi trabajo aquí.
¿Qué diferencias hay entre un portero profesional en España y un portero profesional en Sudáfrica?
 
La mayor diferencia es como llegan arriba, en España lo normal es que lleguen con un trabajo de base bajo el brazo, aquí ya te puedes olvidar, llegan con lo puesto. Tampoco puedo comentarte más al respecto porque no he entrenado porteros profesionales de etapa de rendimiento en España, vamos, que no he entrenado porteros de primera división. Aunque en estos momentos, si te soy sincero creo que tras trabajar aquí algo más de dos años y ver la evolución que han tenido nuestros porteros no creo que hubiera muchas diferencias en cuanto al método de trabajo que pudiera desarrollar en un sitio u otro.
 
Creo que en estos momentos, si cogemos a nuestros porteros y los ponemos a entrenar junto con porteros de la primera división española, nadie diría en ningún momento que son africanos. Bueno, en el caso de Denis Onyango si, porque es de color. En cuanto a la competición pues necesitarían un tiempo de adaptación, sobre todo a acostumbrarse a la calidad que atesora la gente que juega arriba en la liga española y a la velocidad en el juego ¡Como no! 
¿Y que diferencia hay entre un entrenador de porteros en España y uno en Sudáfrica?
Pues mira, no se como trabajan aquí como tampoco se como se trabaja en España aunque puedo hacerme una idea, pero no la suficiente para hacer una valoración. He visto trabajar a muy pocos entrenadores de porteros a nivel de la primera división española.
 
Si me preguntas por ejemplo como trabajan el juego aéreo los supuestamente 10 mejores entrenadores de porteros de España no sabría que contestarte. Es difícil también conseguir información al respecto, nadie expone gratuitamente su método de trabajo de forma audiovisual en la red para que sea compartido con el resto de entrenadores.
 
Es para mi muy difícil hacer una valoración de un trabajo que desconozco, no me gusta hacer valoraciones a ciegas. Incluso no me gusta hacerlas tampoco de lo que veo porque a veces, como es en mi caso, lo que más se ve no es lo que mas haces. Hoy en día si quieres información tienes que hacer algún curso y bien por tiempo y por dinero, hay mucha gente que no se lo puede permitir.
 
De ahí surgió el área de metodología de mi web, la idea no es solamente mostrar mi método de trabajo, la idea es la de enseñar, no transfiriendo conocimiento sino intentando crear las posibilidades suficientes para que otros puedan desarrollar ese conocimiento por si mismos y construir su propio método de trabajo. Creo que tenemos demasiados recelos a la hora de compartir nuestro trabajo públicamente, si no es en seminarios o cursos, que en casi todos los casos son de pago, es muy difícil formarte.
 
Hay muy poco altruismo en este aspecto, aunque para decirte la verdad yo tampoco lo hago de manera altruista ¿Sabes porque? Pues porque recibo muchísimos mensajes privados de agradecimiento por compartir mi trabajo. Sin ir más lejos, tu mismo Oscar, me lo has agradecido. Mi trabajo esta ahí, para que sea discutido y criticado, y en algunos casos porque no, disfrutado. Es algo que no me preocupa, las críticas hacia mi trabajo
 
¿Y sabes porque? Porque mi vida no va de fútbol. Me ha hecho falta tiempo pero me he dado cuenta de que el fútbol para mi es el medio, no el fin. No tengo aspiraciones deportivas, tengo aspiraciones personales que es diferente. Pero para alcanzar esas aspiraciones personales, necesito del fútbol, porque es el medio en el cual las desarrollo. De esto, me dí cuenta tras mi salida del Athletic Club de Bilbao, hace ya más de 3 años. Mi salida marcó un antes y un después para mi. Ya no veo el fútbol de la misma manera.
Estuviste un tiempo muy centrado en estudiar y crear tu propia metodología de trabajo, ¿Has tenido que cambiar la forma de trabajar con porteros al estar en Sudáfrica, o crees que son compatibles las técnicas para ambos países?
Considero que mi método de trabajo es compatible en cualquier país, en cualquier cultura y en cualquier liga del mundo, lo que sucede es que me puede llevar más o menos tiempo desarrollarlo dependiendo de lo que me encuentre. Para mi el secreto no es sólo el método de trabajo, el secreto es la adaptación y la optimización de ese método de trabajo, sobre todo a la personas.
 
Cada portero es diferente, hay veces que una metodología innovadora da peor resultado que trabajar en una línea clásica. Lo importante es hacer una lectura correcta de toda la situación, porteros, club, país, cultura etc, y buscar una línea de trabajo que se adapte a todo ese entorno. La actitud con la que afronto el trabajo no es la de aplicar mi método de trabajo por encima de todo sino la de buscar la forma de aplicarlo, optimizándolo y adaptándolo constantemente.
 
Me guío mucho de las sensaciones, de mi sexto sentido. No se me rasgan las vestiduras si tengo que hacer cosas muy básicas para lograr mis objetivos. A mi llegada a Sudáfrica realizaba tareas que realizaba con alevines en el Athletic Club de Bilbao, tuve que empezar de cero, con mucha paciencia. Lo importante son ellos, no yo y mi método de trabajo. Mi método no vale nada si mis porteros no se encuentran cómodos en él pues nunca conseguiríamos resultados.
 
Luego la etapa de formación es diferente, aquí si que no hay vuelta de hoja, para mí el entrenamiento específico del portero en la etapa de formación es como ir a un curso escolar, tiene sus asignaturas y viene acompañado de un temario, que ha de ser desarrollado en un espacio prolongado de tiempo. Son dos mundos completamente diferentes, me gustan los dos, ahora estoy en rendimiento porque es lo que toca pero no cierro las puertas a volver a dedicarme a la formación ¡Quien sabe!
¿Dispones de los porteros durante toda la sesión de entrenamiento o por el contrario, debes adaptarte al tiempo que el entrenador te marca para trabajar con ellos?
Siempre me adapto al tiempo que el entrenador me ofrece, cosa además que no me supone ningún tipo de problema. Luego gestiono ese tiempo como yo quiero, por ejemplo a Johan Neeskens, jamás se le ocurriría decirme como tengo que trabajar con los porteros. Yo respeto su parcela y el la mía. Es muy fácil trabajar con él, hace que todo el que esta a su alrededor se sienta valorado. Siempre me comenta todo lo relacionado con los porteros y aunque él es el que toma última decisión, cosa que entiendo debe ser así, siempre pregunta y escucha.
Acerca de la planificación de las sesiones,
¿Lo haces tú sólo o las realizas junto al entrenador, preparador físico y entrenador de porteros?
Mi planificación la realizo yo solo, una vez se el tiempo que dispongo para trabajar tan sólo tengo que elegir las tareas y los contenidos. Siempre tengo en mente la idea de la semana así que tan sólo me queda ajustarla una vez tengo conocimiento en que va a consistir la sesión de entrenamiento del equipo y sus necesidades en cuanto a los porteros.