Las situaciones que se generan en Sudáfrica con las diferentes lenguas

Tras casi dos horas de avión ya estamos en nuestro habitual hotel de concentración de Ciudad del Cabo, el Southern Sun Newlands. Un vuelo que he aprovechado para editar un vídeo de un calentamiento orientado a las “transiciones corporales” como yo las llamo. Se me ha pasado el viaje ¡Volando! Y nunca mejor dicho.
Terminada la cena ya estoy en mi habitación. Acaba de terminar el partido televisado de Kaizer Chiefs frente a Amazulu con victoria de los primeros. Como curiosidad comentaros que en las entrevistas posteriores al partido, que se hacen a pie de campo, la entrevistadora pregunta en inglés y los jugadores responden en el idioma que quieren, en inglés, o en cualquiera de las mil y una lenguas que tienen en este país.
No hay traducción así que el que puede lo entiende y el que no pues que pregunte. Aquí nadie se molesta por eso, no hay problema. Cada uno habla la lengua que le viene en gana y se acabó. Hablando de mi propia experiencia comentarios que hay veces en las cenas que es como si estuviera sólo porque no puedo intercambiar palabra pues las conversaciones no son en inglés.
No tiene nada que ver con la falta de respeto, es algo cultural, ellos tienen mucha más facilidad de palabra hablando su lengua y lo hacen así. Incluso a menudo puedes observar como tienen verdaderos problemas para tener una conversación fluida en inglés. Es algo de lo que al principio no me daba cuenta porque yo tampoco no entendía ni palabra de inglés pero ahora puedo darme cuenta cuando a una persona de color le cuesta hablarlo.
Hay veces que cuando pregunto algo a alguien, este lo pregunta a otro en zulú y obtengo la respuesta traducida en inglés. Entre ellos, van a hablar zulú y no les importa si tu estas delante o no para hacerlo, al igual que tampoco les preocupa que tu hables la lengua que quieras con quien quieras estén ellos delante o no.
Personalmente, es algo que a mi no me preocupa, estoy ya acostumbrado y no me lo tomo como una falta de respecto. Como dije en una ocasión, en este país he aprendido a valorar las acciones de la gente por sus intenciones. Cuando la diferencia de cultura es tan grande es siempre mejor hacerlo así, hay que ponerse en su piel para tomar decisiones y actuar. Esto sucede con el tema del idioma, es algo que no me molesta porque se que no lo hacen con mala intención.
La frase de la noche de hoy: “Hay en el mundo un lenguaje que todos comprenden: es el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad, en busca de aquello que se desea o en lo que se cree”. (Paulo Coelho). Desde la habitación 430 del hotel Southern Sun Newlands como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Con mi entrañable familia sudafricana durante mi primera temporada en Sundowns (2010-2011). Cuantas noches de concentración con ellos, oyéndoles hablar sus lenguas mientras yo estoy ocupado en mi ordenador. Jamás me he sentido menospreciado en este país por motivo de la lengua. Y os aseguro que se lo que es estar en un vestuario con dos personas durante una hora y no entender ni palabra. ¡Sucede todos los días!

Comments are closed.