Que vayas por tu destino con el viento a favor (Rulo y la contrabanda)

Ayer al encender el ordenador me encontré con la triste noticia de Tito Vilanova, el entrenador del Fútbol Club Barcelona, lo hice bien entrada la mañana. Curiosamente antes de esto, cuando aún no tenía constancia de su recaída en la enfermedad, me encontraba desayunando con el resto del cuerpo técnico momento en el cual alguien me hace la siguiente pregunta:

– Los tatuajes de tu cuerpo y tus brazos ¿Son para toda la vida o se pueden borrar?

 

-¿Qué es para ti toda la vida? Le contesto, a la vez que le afirmo que no se pueden borrar.
 
-¿Y estas seguro de querer tenerlos toda tu vida? Vuelve a preguntar.
– Primero, respóndeme a que te refieres cuando hablas de “toda la vida” porque yo realmente, no se el tiempo que voy a vivir pero lo que si se, es que quiero tenerlos ahora, vuelvo a contestarle. Es entonces cuando me mira y me dice: 
 
– Ahora no te importa tenerlos porque eres joven, pero cuando te hagas mayor ya veras.
 
– Soy joven para ti, porque tú eres mayor que yo, le contesto. Cuando yo tenía 17 años una persona de 40 me parecía ya mayor y ahora que tengo 40 los de mi edad me parecen jóvenes y los de 60 han pasado a ser “mayores” cuando a mis 17 me parecían “ancianos”. Cuando yo llegue a los 60, miraré estos tatuajes y me seguiré sintiendo joven. Y sobre todo evitaré, al mirar los brazos, tener que decirme ¡Me los tenía que haber tatuado! Es más, quizás a esa edad, aún me siga tatuando. Ademas, le digo ¿Tu sabes si me voy a hacer mayor? ¿Hasta cuando es para ti toda la vida? Yo sinceramente no lo se, le contesté. Yo vivo aquí y ahora.
Cuando leo noticias como la de Tito Vilanova se me ponen los pelos de punta, quizás porque es a esta edad, a los 40 (en el caso de Tito a los 44), cuando somos realmente capaces de disfrutar y de saborear la vida. No es justo que se tenga que terminar ahora.
Cuantas veces mirando atrás nos damos cuenta del tiempo que hemos perdido pensando en problemas que realmente no lo eran, tiempo totalmente malgastado y que podíamos haber empleado sencillamente en “vivir”. Es por eso, que no hay como disfrutar del momento porque las desgracias, nunca llaman a la puerta y vienen sin avisar.
Desde aquí toda la fuerza del mundo para Tito Vilanova y decirle que si lo ha hecho una vez (superarlo), lo puede volver a hacer. Tal y como he leído en un tweet de Rulo y la contrabanda esta misma mañana en lo que es una de las frases más preciosas que he leído en mi vida “Que vayas por tu destino con el viento a favor, que la suerte roce tu corazón”.
Desde este maravilloso lado del mundo como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundows. ¡Muy buenos días a todos! Hoy realmente lo son, siempre lo son.
La canción de hoy: No tengo ninguna duda, “Everytime you go away” de Brian McKnight, la canción que me recuerda a uno de los componentes de mi particular “Ejército de las Tinieblas”, a mi “Black Keeper” como yo lo llamo, la canción que me trae a la mente a Denis Misinde Onyango, uno de los porteros más humildes y amables a los cuales jamás he entrenado.

Comments are closed.