En nuestro trayecto de vuelta rumbo a la ciudad de Johannesburgo

Finalizada la sesión de entrenamiento de hoy y tras un ligero almuerzo, ya estamos en el autobús, rumbo a la ciudad de Johannesburgo. Algo más de tres horas me quedan para llegar a mi hogar dulce hogar de Melrose Arch.
Sesión de entrenamiento la de hoy en la cual he dispuesto cerca  de 20 minutos con mi particular “Ejército de las Tinieblas”, los cuales he empleado para hacer un trabajo de fuerza explosiva mediante pasos de vallas. ¿La transferencia? La he realizado con acciones de control, pase, golpeo, despeje, pase de mano y de volea.
Tenía programado hacer el trabajo con transferencia a blocajes y desvíos con caídas pero viendo que en las tareas integradas con el equipo iban a tener “más de lo mismo” he decidido cambiar de contenidos. Tan sólo he entrenado con Vuzi y Calvin ¿Denis Onyango? Mejor ni os lo cuento, la verdad es que esta teniendo una pretemporada muy desgraciada.
En cuanto llegue a mi apartamento estudio no me queda otra que poner una “lavadora” y quizás hacer una “plancha”. Digo quizás porque con un poco de suerte la ropa no salga muy arrugada y así evito plancharla. ¿El truco? Función de “corto” lavado y “breve” centrifugado, sacarla al instante y ¡Listo!
La frase de la mañana de hoy: “Un día serás sólo un recuerdo para algunas personas. Da lo mejor de ti para ser uno bueno”. Desde algún lugar en la carretera entre las ciudades de Polokwane y Johannesburgo como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.
Foto: Con Calvin Marlin y Denis Onyango, dos de los componentes de mi particular “Ejército de las Tinieblas”.

Comments are closed.