Surcando el cielo sudafricano rumbo a la ciudad de Johannesburgo

En el interior de un avión atravesando el cielo sudafricano rumbo a la ciudad de Johannesburgo. Nuevo madrugón para el goalkeeper coach de Sundowns que ha dado comienzo al día nada menos que a las 05:45 de la mañana. La salida del aeropuerto de Port Elizabeth estaba prevista para las 08:00 de la mañana asi que no nos quedaba otra.
Positiva por el resultado y agradable por el entorno, nuestra visita a la “ciudad amiga” o “ciudad de los vientos”. Puedo decir aquello de que he disfrutado la estancia en este hotel de verdad, tanto por el paseo de ayer por la mañana por la playa como por la posibilidad de trabajar en mi habitación con unas vistas espectacular, las de la habitación 1401 de la 14ª planta del Radisson Blu Hotel. Si pincháis en la portada de la web podréis ver dos imágenes que hacen referencia a estos dos momentos.
Sesión de entrenamiento prevista para las 10:45 horas de la mañana del día de hoy. Hora en la cual estaremos todos mas muertos que vivos debido al desgaste del partido, el madrugón y el viaje en avión, que por cierto, será de aproximadamente una hora y media.
Contento también por mi hermano, porque con la “prima” de este partido tiene pagadas sus vacaciones de verano además de que le quedará algo de “cash” para los gastos y hacer algunas compras. Dice que el año que viene me envía a otro país, para que cambie de aires, pero que no se va a permitir el lujo de dejarme en paro. ¡Me quedo más tranquilo!
Brother, además de un sinvergüenza, eres un “mutilzar”. A ver si le das una alegría a tu madre y te casas, que ya estas en edad, aunque me da que va a ser que no. Es el único hombre del mundo que el día de San Valentín puede confundir un ramo de rosas con una lechuga. Como dice mi padre muchas veces: “Saratie dako auxiliarran”. Los bermeanos ya saben de lo que hablo, el que tenga alguna duda que lo pregunte. “Lengus”, que seguro anda por aquí, os puede también sacar de dudas.
Alegría segura de todos nuestros empleados en Chloorkop a nuestra llegada, en contrapartida a la depresión general que sufren cuando perdemos. Este país es como un auténtico estado de ánimo. Por suerte, o por desgracia, no vivo sometido a los resultados, que aunque pueden marcar el devenir de mi futuro, nada tienen que ver con mi actitud para afrontar el día a día. A pesar de que me gusta ganar, tengo muy claro que para mi no lo es todo.
Mirando un poco mi situación desde fuera, quizás tenga más razones para no estar contento que para estarlo, pero como solía decir un ex compañero: “Tres cojones me importa”. Yo voy a lo mío y a lo de los míos.
Vamos con la frase de la mañana de hoy, que en esta ocasión es un fragmento, el de un libro del cual no se ni el título ni el nombre de su autor. Eso sí, se que este pequeño fragmento esta dentro de otro más extenso que se titula “Mi tesoro”:
“Con la incertidumbre, las dudas y las sombras de la duda. Sin importar cuantas veces me caída o me tiren, miraré al frente, me levantaré y seguiré caminando en busca de mi sueño. Podrán despojarme de todo, menos de mi libertad interior y de mi espíritu. Puedo perder mis bienes, pero jamás podrán arrebatarme mi patrimonio, que son mi honor, mi dignidad y mis sueños, mi verdadero tesoro”. Dedicado a Andrés, el de L’Alcudia.
Desde el cielo sudafricano, ese que para muchos de nosotros es el límite, como siempre con amor mucho amor el goalkeeper coach de Sundowns, al que algunos también conocéis como Jon pascua Ibarrola:
Foto: El amanecer a las 05:45 y las 06:00 de la mañana visto desde la habitación 1401 de la 14ª planta del Radisson Blu Hotel de la ciudad de Port Elizabeth. Realmente espectacular ¡Como la vida misma!

Comments are closed.