Oscar Pistorius, el ahora rebautizado “Blade Gunner”, de héroe a villano

Casi 3 años en Africa y la paciencia sigue siendo la madre de la ciencia
martes 29 enero, 2013
Mi visión personal sobre el mundo del fútbol y mi filosofía de vida
viernes 15 marzo, 2013

Oscar Pistorius, el ahora rebautizado “Blade Gunner”, de héroe a villano

El sudafricano Oscar Pistorius, primer atleta paraolímpico en competir en los Juegos Olímpicos para atletas válidos (Londres 2012), fue detenido por la policía sudafricana durante la mañana del jueves día 14  acusado de asesinar tras cuatro disparos a su novia, la modelo Reeve Steemkamp, de 30 años, en su casa en las cercanías de Pretoria. El corredor sudafricano nació sin peronés y fue amputado de sus dos piernas por debajo de sus rodillas cuando apenas tenía 11 meses.
Según informó la policía, uno de los disparos fue efectuado en la cabeza de la joven y tres más impactaron en el torso. El atleta salió escoltado de su domicilio por las fuerzas de seguridad y con la cara tapada tras haberse requisado en su domicilio una pistola de nueve milímetros “parabelum” con la que presuntamente se realizaron los disparos.
Esta fue la triste noticia aparecida en todos los medios de comunicación mundiales y sudafricanos durante la mañana del jueves pasado. A partir de aquí, tan solo decir que la historia de este “posible” asesinato (hasta que se demuestre lo contrario), se está convirtiendo en un auténtico “reality” en todos los medios de comunicación.
Dicen que el ahora rebautizado como “Blade Gunner” era un gran aficionado a las armas, que poseía pistolas e incluso una ametralladora en su domicilio, y que ese amor paranoico por las armas se convirtió en una obsesión. Una obsesión que llevó a fortificar su residencia, que en 2009 fue elegida como “La finca más segura de Sudáfrica”. Un periodista de “New York Times” ha explicado incluso que un día Pistorius, durante una entrevista, sacó una pistola y se puso a reptar por el pasillo tras haber escuchado un ruido que consideró sospechoso.
Dicen que siempre permanecía en guardia y fuertemente armado, debido a su preocupación por el alto índice de criminalidad en su país. Cuenta también este mismo periodista, que cuando el atleta observo que éste no tenía ni idea de armas, acudieron a un campo de tiro vecino y que el atleta le comento que “solo acudía allí de vez en cuando, cuando no podía dormir”.
El alto índice de criminalidad en el país y la afición por las armas de Pistorius hicieron que en un principio se hablara de la hipótesis de que confundiera a su novia con un ladrón y que la matara a tiros. Hipótesis que más tarde fue desmentida, pues varios vecinos afirmaron oír fuertes discusiones en la casa momentos antes de realizarse los disparos.
La prensa sudafricana lo describe como un joven de 26 años con un fuerte carácter, y cuentan que eran frecuentes los altercados con sus sucesivas novias. Dicen que en septiembre de 2009 pasó una noche en prisión tras haber sido acusado de agresión sexual por una joven de 19 años durante una fiesta, aunque finalmente se retiraron los cargos. Seguidamente el atleta demando a la joven, aunque sin éxito, por falso testimonio, y a la policía por detención ilegal, reclamando una cantidad importante de dinero por daños y prejuicios.
Cuenta también el diario “Beeld”, que meses más tarde, cuando se encontraba con un amigo que había atropellado y matado a un peatón, el deportista impidió a los periodistas fotografiar el accidente, alegando simplemente “porque soy Oscar Pistorius”
El atleta  declaró hace tres años en una entrevista al diario francés “Liberation” que era favorable a la pena de muerte “para los crímenes de sangre” porque este tipo de sucesos le “afectaban mucho”.
Según el diario “City Pres”, se sospecha que el primer disparo fue realizado en el dormitorio de Pistorius y que alcanzó en la cadera de la joven, obligando a esta a salir corriendo y refugiarse en el baño. Todo ello, según vecinos citados por el “Sunday Independent”, tras discusiones de la pareja desde comienzos de la noche del miércoles, afirmando incluso que guardas de seguridad de la zona tuvieron que intervenir.
En toda esta historia ha hecho aparición también, además de la pistola, un bate de cricket ensangrentado, con el cual supuestamente el atleta derribó la puerta del baño donde la joven se había refugiado y golpeó a esta con él, antes de disparar 3 veces más su arma. “Había mucha sangre en el bate y la policía científica se encuentra analizando la procedencia de dicha sangre” dicen fuentes de otro diario.
Según “City Press” estos mismos investigadores han pedido un análisis de sangre del atleta para analizar si hay rastros de drogas o esteroides pues uno de los efectos de los anabolizantes son las crisis de violencia incontrolable. Otras fuentes relatan también como Pistorius había llamado a su padre en la madrugada del jueves, pidiéndole que viniera lo más rápido posible, pero que no llamó ni a la policía ni a una ambulancia.
Fue el padre de una amiga, a quien Pistorius también pidió que viniera a su casa, quien pidió asistencia médica urgente. Añaden también que cuando esta amiga y su padre llegaron a la casa del atleta, éste bajaba las escaleras, temblando, y llevando en brazos el cuerpo de su novia.
En el “Sunday Telegraph”  aparecen también unas declaraciones de Henke Pistorius, padre del atleta, asegurando que no tienen la menor duda de que Oscar había matado a su novia por error, añadiendo que harían “todo lo posible” para defenderlo. Gertie Pistorius, abuela de 89 años de  Oscar, también defendió este domingo a su nieto: “Sé que puedo tener confianza en él, sé que todo fue un error que le puede pasar a cualquiera”, dijo.
Según informó también el pasado domingo el periódico surafricano “Beeld”, Oscar Pistorius intentó revivir a su novia moribunda, practicando respiración asistida mediante el boca a boca, después de bajar un tramo de escaleras cargando con su cuerpo en brazos
La historia tampoco ha pasado desapercibida para los canales de televisión que rápidamente han comenzado a emitir un “reality show” surafricano “Tropika Isla del Tesoro” (una especie de “Supervivientes”)  en el cual Reeva Steenkamp será la estrella de esta quinta temporada del programa en la cadena pública surafricana SABC1.
Otras fuentes relatan como Oscar Pistorius llamó a su mejor amigo justo después de disparar a su novia, al cual decía a través del teléfono: “Mi chica, he matado a mi chica. Dios, llévame”. Justo antes de alertar a emergencias del “terrible accidente”. Paralelamente a todas las noticias referentes a lo que sucedió la noche de los disparos, no dejan de salir en los medios todo tipo de comentarios sobre antiguos altercados del atleta.
Como el que hace referencia a su regreso de los Juegos de Londres, cuando descubrió que la que era su novia en aquel momento, una joven de 18 años cuyo nombre no ha sido desvelado, mantenía relaciones con otro hombre al cual amenazo con romperle las piernas. A principios de 2009, cuentan también que Pistorius fue hospitalizado con lesiones en la cara después de chocar su lancha en el río Vaal y tuvo que someterse a una cirugía de reconstrucción facial. La policía encontró botellas vacías de alcohol en el barco del atleta paraolímpico.
Meses más tarde, pasó 17 horas en la cárcel tras una pelea en casa de una estudiante de la Universidad de Pretoria, que alegó que Pistorius había sido el causante de la misma. Comentar que los guardas de seguridad de la urbanización donde vive Pistorius aseguran que la zona es un lugar totalmente seguro y que en los últimos 4 años no ha habido ni un solo incidente en la zona, que es fuertemente vigilada. Recordar que Sudáfrica es un país con un nivel de delincuencia altísimo y su índice de asesinatos es uno de los mayores del mundo. Hace unos años la cifra llegaba a los 50 asesinatos diarios.
Nike, la empresa de material deportivo que patrocina al atleta, ya lo ha eliminado de su página web aunque declina hacer declaraciones sobre las relaciones futuras con el atleta.  Si Oscar Pistorius es declarado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua, condena que podría ser considerada sin duda alguna como la carrera más difícil de su vida. Oscar Pistorius, el rebautizado “Blade Gunner”, de héroe a villano.
Jon Pascua Ibarrola
Miércoles 19 de febrero de 2013, Pretoria (Sudáfrica)

Comments are closed.