Dando continuación al plan que tengo marcado para Thela Ngobeni

Nueva sesión de entrenamiento en nuestras instalaciones de Chloorkop, esta vez de nuevo a las 14:30 horas de la tarde. Jornada de trabajo que ha consistido en regenerativo para los que jugaron más de sesenta minutos y juegos de fútbol para el resto. Regenerativo pues para Wayne Sandilands y 20 minutos de trabajo específico para un Thela Ngobeni que poco a poco se va adaptando a mi método de trabajo.
He realizado con él un trabajo orientado a la mejora condicional, con contenidos de motricidad, coordinación, fuerza, velocidad, equilibrio, propiocepción, apoyos etc. Todo con el objetivo de conseguir ese perfecto dominio corporal que necesitamos para cuando el resto de los componentes de mi particular “Ejército de las Tinieblas” vuelvan al verde y realicemos la sesión de manera conjunta, de forma que no interfiera en el trabajo del resto ni se sienta el “patito feo”.
La verdad es que se ve que Thela esta disfrutando de lo “lindo”. Hoy mismo me decía que se sentía como si estuviera empezando de nuevo, y que le gustan las sensaciones porque cada día esta aprendiendo algo nuevo. He realizado la sesión en un espacio muy reducido (el que veis en las fotos) y a medida que esta se ha ido desarrollando, la intensidad y la calidad han incrementándose.
Antes de meterme en más cosas, necesito que ese cuerpo tenga armonía y equilibrio en todos y cada uno de sus movimientos, y que se acostumbre a pensar en ello, en como se desplaza, en como se mueve, para que la mente y el cuerpo vayan de la mano. ¡Tan sencillo como eso! Así, de esta manera, estará también más preparado cuando demos comienzo a cambiar ciertas mecánicas de sus gestos técnicos. Sin prisa pero sin pausa.
Pasito a pasito vamos avanzando. Demasiada información en poco tiempo puede terminar bloqueándolo así que me lo estoy tomando con mucha calma. No por mí, sino por él. El tema “táctico” lo estoy llevando a cabo mientras jugamos al “Dime lo que ves”, juego que por otro lado le apasiona. Nos apasiona a los dos, a él porque le gusta aprender y a mi porque me gusta hacer las dos cosas, aprender y enseñar. Porque aunque él no lo sabe, mientras le enseño, yo también aprendo, aprendo a enseñar. Sin darse cuenta me esta ayudando a ser más un entrenador más completo.
La frase de la tarde de hoy: “La vida no te está esperando en ninguna parte, te está sucediendo. No se encuentra en el futuro como una meta que has de alcanzar, está aquí y ahora, en este mismo momento, en tu respirar, en la circulación de tu sangre, en el latir de tu corazón. Cualquier cosa que seas es tu vida y si te pones a buscar significados en otra parte, te la perderás” (Osho). Desde nuestras instalaciones de Choorkop como siempre con amor mucho amor Jon Pascua Ibarrola, también conocido como el goalkeeper coach de Sundowns.

Comments are closed.