Desear un feliz cumpleaños a Nasi Muray que hoy hace nueve años

Hoy es un día especial, muy especial, aunque como seguramente lo son todos los días. En cada rincón del planeta siempre hay una razón para que cada uno de nosotros demos significado a un nuevo día, una razón por la cual queramos recordarlo como algo especial.
En cualquier caso hoy, viernes 22 de febrero de 2013, es un día especial para Nasi, uno de los componentes de la entrañable familia “Muray”. No podía dejar pasar este día sin desearle un feliz cumpleaños y ofrecerle este, mi regalo. Querido Nasi, quiero que este día sea especial para ti y lo recuerdes el resto de tu vida, quiero que cuando pienses en tu noveno cumpleaños lo hagas de una manera especial.
A pesar de tu corta edad, se de tu interés por la lectura gracias a tu padre, y es por eso que junto a mi particular “Ejército de las Tinieblas” y de la mano de este poema de William Ernest Henley, titulado “Invictus”, quería mostrarte uno de los más grandes valores que puede tener un ser humano; el valor de la superación personal, el de mirar siempre al frente, el de seguir hacia delante, más allá y por encima de todos los acontecimientos que vayan desarrollándose a lo largo de nuestras vidas. El poema dice así:
“Más allá de la noche que me cubre negra como el abismo insondable, doy gracias a los dioses que pudieran existir por mi alma invicta. En las azarosas garras de las circunstancias, nunca me he lamentado ni he pestañeado. Sometido a los golpes del destino,  mi cabeza está ensangrentada, pero erguida. Más allá de este lugar de cólera y lágrimas donde yace el horror de la sombra, la amenaza de los años me encuentra, y me encontrará, sin miedo. No importa cuán estrecho sea el portal, cuán cargada de castigos la sentencia, soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”.
 
Con este poema de William Ernest Henley, Nelson Mandela, se inspiró para superar los momentos difíciles en la cárcel y fortalecer su visión, la de una Sudáfrica libre, la de eliminar la desconfianza y el odio existente durante décadas entre la población blanca y negra.
Los que aparecen en el vídeo son los componentes de mi particular “Ejército de las Tinieblas”; Calvin, Wayne, Denis, Thela y Vusi. El día que no pueda crear un vínculo como este allá donde me lleve mi trabajo, será la hora de dejarlo. Esos dos minutos que vas a ver en el vídeo, son fruto y resumen de casi tres años de mi trabajo en este club. Un trabajo intenso, personal, íntimo y entregado.
Quizás es muy pronto para que comprendas el significado de este texto, pero decirte que a partir de este momento, este vídeo estará aquí siempre para ti, en este que a partir de ahora será también tu espacio, para que cada 22 de febrero puedas disfrutarlo de nuevo.
Desde aquí, desde este otro lado del mundo, desearte como siempre con amor mucho amor, que tengas un feliz cumpleaños y que siempre, y digo siempre, tal y como dice la última parte de este precioso fragmento, “seas el amo de tu destino, el capitán de tu alma”. Vive tu vida tal y como quieres vivirla, porque como dijo una vez Jawahartal Nehru,  “No hay fin a las aventuras que podemos tener, si siempre las buscamos con los ojos abiertos”. Y para finalizar desearte, tal y como dice la letra de una canción, “Que vayas por tu destino con el viento a favor, que la suerte roce tu corazón”.  
Jon Pascua Ibarrola
El goalkeeper coach de Sundowns
P.D: Y esto va para ti, Salvador. Un precioso fragmento de un libro que tuve en mis manos en casa de un amigo. No recuerdo ni su título ni su autor, pero me gusto tanto el texto que no pude evitar sacarle una foto. Dice así:
 
“Sin importar cuantas veces me caída o me tiren, miraré al frente, me levantaré y seguiré caminando en busca de mi sueño. Podrán despojarme de todo, menos de mi libertad interior y de mi espíritu. Puedo perder mis bienes, pero jamás podrán arrebatarme mi patrimonio, que son mi honor, mi dignidad y mis sueños, mi verdadero tesoro”.
Gracias por hacerme partícipe de la educación de tu hijo, gracias con todo mi corazón. Eres muy buena gente Salvador, cuando sean mayores, tus hijos apreciarán y agradecerán los valores y la educación que les estás dando. Yo lo hago cada día de mi vida por todo aquello que me dieron los míos.
Para aquellos que quieran saber de donde viene mi relación con la familia Muray, os dejo un enlace a una noticia de la web en la cual hago referencia a ello.

Comments are closed.