El runrún de San Mamés descrito por Mario García para el diario Gara

Mario García, nacido hace 48 años en Bizkaia y residente en un bonito pueblo de la costa llamado Getxo. Como a él le gusta decir: de hobby taxista y entrenador de porteros de profesión, aunque asegura que de momento lo que le da de comer es el taxi.  En la actualidad y desde hace 6 temporadas, es entrenador de porteros en el fútbol base del Leioa, además de encargarse de la coordinación y seguimiento de los partidos  de los guardametas pre-benjamines, benjamines y alevines del “Lagun Artea”, la escuela de fútbol del club.
Director de la página web www.desdemiarea.com y alimentador de numerosos blog sobre este mundo tan fascinante del portero de fútbol, como: “Porteros Vascos de Leyenda”, “Anecdotario de Portería” y “Cuadernos de Portería” entre otros. Escritor aficionado ocasional en prensa y colaborador en páginas web.
Seguidor también de la aventura, dice que no podría decir con exactitud como conoció la web www.jonpascua.com, y que le pareció muy original la temática y la forma de administrarla, ya que no solo se muestran en ella vídeos de sesiones de entrenamientos y quehaceres diarios con los porteros, sino que además -como un extra- se acercan las vivencias de una persona en otro rincón o lado del planeta.
A pesar de haber dejado el fútbol muy joven y con cierto desencanto, dice que le encanta invertir todo el tiempo del que dispone en entrenar a los jóvenes valores.  “El fútbol me ha dado otra oportunidad y la pienso aprovechar” dice.  Hace unos días navegando por la red di con este interesantísimo artículo que escribió el 17 de febrero para el diario Gara. Me pareció una gran idea publicarlo también en la web. “El runrún”, por Mario García. Dice así:
No puedo ni quiero entrar a analizar el concurso de Gorka Iraizoz, no me corresponde por dos sencillas razones: una, corporativa, ya que siempre defenderé a los porteros de fútbol -sabiendo de la dificultad del puesto- y otra, ética, ya que en mi condición de entrenador de porteros no soy nadie para cuestionar la labor de otro entrenador tan contrastado como el que tiene. Pero sí puedo cuestionar dos cosas: la reacción exagerada de San Mamés y la desalmada labor de la prensa en el partido de la semana pasada contra el Espanyol.
Ya desde unos años a esta parte los guardametas del feudo bilbaino han tenido que lidiar con el runrún continuo que les ha acompañado, y por si esto fuese poco, ahora tienen que hacerlo con algo más grave si cabe, el escarnio público, las protestas y los pitos encarnados el pasado domingo en la figura de Gorka Iraizoz. Me van a perdonar, pero me ha parecido bochornoso.
Peor aún han sido las críticas vertidas desde la prensa deportiva y no tan deportiva hacia su persona. Hemos ido a lo más fácil, matar al portador. Todos los porteros saben cuando fallan, y Gorka es el primero en darse cuenta de ello, de eso no les quepa ninguna duda, nadie tiene que decirle cuándo falla, ya que él lo sabe de sobra.
De un mal resultado en un partido de fútbol, déjenme darle un 15 o un 20 por ciento de responsabilidad al portero, pero el resto debe ser compartido. Hay que analizar muchos factores y sería muy largo de explicar. Me van a permitir un ejemplo: ¿Si las ocasiones que tuvo el Athletic en la primera parte de dicho encuentro se hubiesen trasformado, todo esto de lo que se habla hoy tendría sentido? ¿No, verdad? Los mismos que le ensalzaron por su buen partido contra el Atlético hoy le han disparado a quemarropa.
Me ha parecido horripilante todo (o casi todo) lo que he leído, visto y escuchado en la prensa esta semana. Hemos olido la sangre y hemos ido de lleno a por la presa herida. Se huele la carroña y no tenemos miramientos, acabamos metiendo la cabeza sobre el animal herido sin escrúpulos. Aun sin tener idea (o muy poca) de lo que significa defender una portería. Ya desde el primer minuto contra el Espanyol, Gorka estaba condenado antes del juicio. Bastó una indecisión con los pies para que el «runrún» se tiñera de pitos. La mofa, la burla y la risa de gran parte de San Mamés en el momento del penalti, tampoco ayuda. Si ya de por sí es difícil detener uno, que en el rechace el mismo jugador te lo meta debe ser desesperante.
Toda la culpa y las críticas recayeron en Iraizoz, un portero que ya se esperaba lo que iba a ocurrir al final del partido y, sin embargo, salió el último del campo, saludando uno a uno a los jugadores del Espanyol, mostrando una entereza digna de elogio. Cabizbajo y con la cara desencajada abandonó el terreno de juego.
Que te pase esto en tu casa debe de ser muy duro. Yo, personalmente, me esperaba otra cosa de la parroquia rojiblanca, tan correcta y educada y admirada. Pero también es cierto que últimamente en San Mames se oyen pitos a otra serie de jugadores por otras razones muy distintas y parece que ahora se hacen extensibles al guardameta. Como un cazador desalmado que cuando no cobra todas las presas que considera, le pega dos tiros al can, en esta ocasión se los hemos pegado al cancerbero. Sin darnos cuenta que en realidad nos lo hemos dado en el pie. Triste.
Y ahora viene el contrapunto. Bielsa, por aclamación popular ha decidido ubicar a Raúl Fernández-Cavada entre los tres palos de la meta en Málaga. Afortunadamente para él y para el Athletic su concurso ha sido inmaculado, a excepción del `churro-gol’ de Saviola, que no ha restado un ápice de importancia a su actuación.
Le podía haber salido mal la jugada a Bielsa obligado por prensa y afición y en vez de uno habrían sido dos los guardametas tirados a los pies de los caballos. Afortunadamente Raúl ha respondido, pero… ¿mantendrá el Loco a Raúl el próximo viernes ante la Real? De momento ha confirmado que sí. Que serán Raúl y diez más.
De todas formas imagínense el ánimo de Raúl si resulta el elegido y al menor fallo tiene que lidiar al igual que le ocurrió a Gorka. Aunque el bueno de Raúl está sobradamente preparado para solventar cualquier situación, espero que esto no ocurra y que la sabia afición rojiblanca sepa actuar en consecuencia. Animar y dejarse la voz como nos tiene acostumbrados. No nos podemos permitir más frivolidades. Ahora, Raúl es nuestro portero.
Foto: Mario García con los porteros del Leioa, antes de dar comienzo a una jornada de trabajo en el club. Como podéis observar en la fotografía, el cielo es también el límite para ellos. 
Mario García “El runrún”
Artículo publicado en el diario Gara el 17 de febrero de 2013

Comments are closed.