En la carretera rumbo a mi segundo hogar en el continente africano

Finalizada la sesión de entrenamiento de hoy ya estamos en el autobús rumbo a mi segundo hogar en el continente africano, el hotel Southern Sun de la ciudad de Pretoria (Sudáfrica). Ultima sesión de entrenamiento antes del partido de mañana frente al Ajax Cape Town de Ciudad del Cabo.
Juego aéreo para mi particular “Ejército de las Tinieblas” por espacio de unos 20 minutos, turnándolos para el trabajo específico atendiendo a las necesidades del equipo para las habituales tareas integradas. Os recuerdo que a falta de la recuperación de Calvin Marlin, que sigue lesionado, me encuentro trabajando con 4 porteros.
En cuanto a la Premier Soccer League, comentar que Kazier Chiefs, con un partido más, aventaja en 7 puntos a Orlando Pirates, con lo que tiene grandes posibilidades de hacerse una liga dominada por los Piratas durante las dos últimas temporadas. Cena a las 19:00 horas y charla táctica a las 19:45 son los planes para la noche de hoy.
¿Tras eso? Pues seguramente escribiré algún artículo para el área de metodología de la web que publicaré mañana, uno que hará referencia a otro de los “pilares” de mi método de trabajo; la calidad técnica.
La frase de la tarde de hoy: “Si no perdonas por amor, perdona al menos por egoísmo, por tu propio bienestar” (Dalai Lama). Desde algún lugar de la carretera entre nuestras instalaciones de Chloorkop y la ciudad de Pretoria como siempre con amor mucho amor el goalkeeper coach de Sundowns, también conocido como Jon Pascua Ibarrola.
Foto: La nota que me encontré a mí llegada a la “Suite A” del Orion Safari Lodge de la ciudad de Rustenburgo el viernes 29 de marzo pasado. Viene a decir que tenían problemas con la presión del agua y que ya habían notificado a las autoridades locales del problema y que sería solucionado pronto. Lo que no tenían era agua caliente. Lo curioso de esto es que la última vez que estuve en el hotel, durante la temporada pasada, me pusieron en la habitación la misma notificación. Cuando llamas a recepción para ponerles en conocimiento del problema te dicen que te envían a alguien con unas bolsas de plástico de agua caliente. ¡Es la primera vez que ocurre! Te dicen. Lo mismo lo mismo que nos dijeron el año pasado. Menos mal que me hospedaron en la “Suite”. Por cierto, vinieron a arreglar la “toma” de corriente del baño, que no funcionaba y lo dejaron aún peor. ¡No había manera de meter el enchuje! Y ¿el mando de la televisión? Sin pilas. No es que estuvieran gastadas, es que no las tenía. ¡Son unos artistas!

Comments are closed.