En el aeropuerto de Johannesburgo rumbo a la ciudad de Durban

Finalizada la sesión de entrenamiento de hoy, bajo un viento, frío y lluvia para nada habituales, ya estamos en el aeropuerto de Johannesburgo a la espera del vuelo que nos va a llevar hasta la ciudad de Durban. Mañana a las 15:30 horas de la tarde disputaremos la 25ª jornada de liga frente al Amazulu en el mundialista Moses Mabhida Stadium.
Tiempo hacía que no montaba en un avión, creo que desde que nos enfrentamos al Ajax Cape Town en la primera ronda de la eliminatoria de la Nedbank Cup en Ciudad del Cabo, a finales del mes de febrero pasado. Ganas que tengo de montar en uno, pero no en este precisamente, sino en el que me llevará de vuelta a casa en aproximadamente cerca de un mes. Hay momentos que viene el del “mazo” y uno no sabe ni donde agarrase. Más o menos siempre escapo, sobre todo trabajando y escribiendo, algo que me mantiene muy ocupado y distraído.
En cuanto a esas cosas curiosas que pasan por aquí, comentar que el Moroka Swallows y la policía han dado comienzo a una investigación a causa de la falsificación de entradas que han detectado en sus partidos de casa. Según dice el responsable de seguridad del club, los aficionados también están siendo engañados para estacionar fuera de las zonas habilitadas para ello previo pago, cuando el club tiene asignadas zonas de aparcamiento gratuito para todas aquellas personas que posean entrada para el partido.
Como dicen los propios sudafricanos en muchas ocasiones bromeando: “En Sudáfrica, si algo es 50% legal, ya puede considerarse como legal”. La frase del día de hoy: “La belleza de las cosas esta en la mente de quién las contempla” (D. Hume) Vía Maika González.
Desde el aeropuerto de Johannesburgo como siempre con amor mucho amor el goalkeeper coach de Sundowns, también conocido como el señor “Sweetman”. Por cierto ¿En estos momentos? Escapando del hombre del “mazo”. Vamos a ver si no me pilla, me tiene ahí ahí pero al final siempre le escapo.
Foto: La peluquería de Chloorkop. El habitual “afeitado” de cabeza de la gente de color, ayudándose los unos a los otros. Cubo de agua, espuma, cuchilla y un poco de solidaridad, que nunca viene mal. ¡Que grandes momentos! 

Comments are closed.